Carlos Ghosn declara ante la justicia japonesa; Nissan y las autoridades niponas pierden credibilidad | forococheselectricos

Carlos Ghosn declara ante la justicia japonesa; Nissan y las autoridades niponas pierden credibilidad


Carlos Ghosn, el todavía máximo responsable de Renault y la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, lleva ya siete semanas en la cárcel, acusado por las autoridades japonesas y la propia Nissan de ocultar parte de sus ingresos, así como de utilizar fondos de la compañía para gastos personales. Sin embargo, la justicia japonesa y la propia Nissan cada vez pierden más credibilidad a ojos del resto del mundo. ¿Por qué?

Advertisement Advertisement

Ghosn acumula varias estancias en prisión preventiva, las cuales han tenido lugar de forma consecutiva, pues cada vez que el ejecutivo iba a salir de la cárcel, la justicia japonesa le acusaba de nuevos delitos. Sin embargo, por el momento no se ha producido ninguna denuncia en firme contra el máximo responsable de Renault, lo que pone en evidencia la ausencia de pruebas en su contra a pesar de haber sido acusado por la propia Nissan de un comportamiento delictivo.

Hoy, Ghosn por fin ha podido declarar ante un tribunal japonés con la prensa presente. Tras varias semanas sin saberse exactamente de qué se le acusaba, se ha sabido que por un lado que no informó correctamente a los accionistas de los pagos acordados en su futura jubilación, y por otro de haber utilizado su posición en Nissan para ganar liquidez durante la crisis de 2008.

En cualquier otro país de la OCDE, este tipo de acusaciones se traducirían en multas de unos pocos miles de dólares, no en una prisión preventiva de casi dos meses, confinamiento en solitario, interrogatorios de un día, contacto limitado con sus abogados, representantes y familiares, negación de la comida y las mantas adecuadas, o incluso de materiales de escritura.

Todo esto está llevando a muchos a pensar que el objetivo de Nissan y de las autoridades japonesas ha sido desde el principio el de revertir el equilibrio de la Alianza, actualmente el mayor grupo automovilístico mundial, en el cual Renault tiene una posición hegemónica. Recordemos que hace 20 años Nissan estaba al borde de la quiebra y Renault compró el 43,4% de la compañía nipona, poniendo a Ghosn a su frente. La operación para reflotarla fue todo un éxito, y a día de hoy es una de las empresas más potentes del mundo.

Sin embargo, los japoneses aparentemente no ven con buenos ojos que una empresa nacional esté dirigida por un extranjero; además, a día de hoy Nissan vende más que Renault, por lo que no les agrada el mayor poder de su hermana francesa. Muchos son los que ven todas las acusaciones contra Ghosn como un intento de Japón y la propia Nissan de ganar poder e independencia dentro de la Alianza, pues nada más ser detenido, tanto Nissan como Mitsubishi le despojaron de sus cargos.

Ghosn ha comparecido ante las cámaras visiblemente más delgado y esposado, y se ha declarado inocente de absolutamente todas las acusaciones en su contra. «Soy inocente de las acusaciones en mi contra. He sido acusado injustamente. Sólo tengo amor y agradecimiento desde el fondo de mi corazón hacia Nissan. He hecho todo mi esfuerzo en favor de Nissan y he llevado a cabo mis tareas de forma justa, correcta y legalmente».

Respecto a la primera acusación, y de acuerdo con los asesores con los que se redactaron los informes anuales, Ghosn no estaba obligado a informar a los accionistas de las compensaciones por su jubilación. En cuanto a la acusación sobre el uso de fondos de Nissan para ganar liquidez, ha explicado que durante la crisis financiera de 2008, su banco le pidió que aumentara la garantía de sus contratos de cambio de divisa, a la cual no podía hacer frente.

Ante esta situación, pidió a Nissan que se hiciera cargo de dicha garantía de forma temporal mientras reunía el dinero bajo la condición de que no supusiera ninguna pérdida para la compañía. Al poco la situación se solucionó y Ghosn volvió a hacerse cargo de dichos contratos sin que Nissan hubiera perdido dinero en el proceso.

Recordemos que actualmente la Alianza no es solo el mayor grupo automovilístico mundial, sino también el mayor fabricante de coches eléctricos de la historia. Los planes de electrificación de Ghosn pasaban por hacer que los futuros eléctricos de Renault y Nissan compartieran no sólo sus plataformas (la modular CMF-EV), sino también motores, baterías, inversores… ¿Peligran estos ambiciosos planes de futuro con la situación actual?

Los abogados de Ghosn van a pedir su libertad, pues si bien las autoridades japonesas creen que existe riesgo de fuga, el hecho de que sea un personaje público hace que sea realmente complicado que se dé dicha situación. Mientras tanto, desde París Renault observa los movimientos de Nissan y las autoridades japonesas, mientras se comienza a rumorear que el grupo francés comprará el 7,5% restante de Nissan para hacerse con el control total de la compañía nipona y así formar un grupo totalmente integrado como Volkswagen.

Fuente | CleanTechnica


puntos de carga

Compártelo:

8 comentarios en “Carlos Ghosn declara ante la justicia japonesa; Nissan y las autoridades niponas pierden credibilidad”

  1. Pues menudo culebron llevan. Espero que los motivos de tener encarcelado a ese señor no sean los que se dice en el artículo. Ultimamente se encarcela a la gente muy alegremente cuando privar de la libertad és algo bastante fuerte y se tendría que estar muy muy seguro para hacerlo. Aunque de los japos me lo espero todo, creo que la gente en general tiene una idea muy idílica y equivocada de ellos.

    Responder
  2. Vaya culebrón, la verdad es que Nissan ahora se ve fuerte y quería cambiar el organismo. Pero lo reflejado en el artículo es muy pequeño. ya que después de la detención de Ghosn empezó algunas maniobras por parte de Nissan hacerse con el control de la Alianza.

    Lo que podría hacer Nissan es intentar recomprar el % que compro Renault pero creo que buscan otra forma. Aparte de Renault también hay acciones del gobierno francés.

    Responder
  3. Estamos en medio de la mayor guerra comercial de la historia. Lo curioso es que Europa está sobreviviendo a pesar de que nadie daba un duro por ella.

    Responder

Deja un comentario