Las minas de litio están acumulando su producción, adelantándose al crecimiento esperado de las ventas de los coches eléctricos

El litio es un material indispensable para producir las celdas de iones de litio que se utilizan en los packs de baterías que equipan los coches eléctricos, híbridos e híbridos enchufables en la actualidad. De ahí viene la importancia de poder disponer de este mineral, producirlo y suplir a los distintos fabricantes que lo necesitan para continuar con el ritmo de fabricación de coches eléctricos en todo el mundo.

Entre los años 2015 y 2018, los precios del litio prácticamente se triplicaron mientras que la flota de coches eléctricos mundial llegaba a los 5 millones de vehículos y la industria comenzaba a preocuparse sobre la disponibilidad de este mineral a medio plazo. 

Esto supuso la apertura de 6 minas de litio en Australia en el año 2017 para estar preparadas antes de que el «boom» de los coches eléctricos llegase. Pero aunque este aumento repentino de la producción aún no ha llegado, ha resultado en una bajada del 30% en los precios del litio.

«Los últimos datos de coches eléctricos han desvelado un crecimiento más lento, deduciendo que aunque el suministro está por las nubes, la demanda es ahora un problema.» Según Vivienne Lloyd y otros analistas.

En el primer trimestre de este año, las ventas de coches eléctricos en China han crecido en un 90% comparado con el mismo periodo del año pasado. Aunque esto parece un dato importante, es la mitad del crecimiento visto en el mismo periodo del año 2017 al 2018, lo que confirma el crecimiento más lento.

Mientras tanto en Australia, se espera que la exportación del litio aumente en un 23% en los próximos dos años. El mes pasado, en Chile aseguraban que quieren duplicar la producción del país en los próximos cuatro años.

«Los productores ven como los coches eléctricos despegarán finalmente en los próximos años y quieren ser los principales dominadores de este mercado en los años 2023, 2025 y 2030. De esta forma, están intentando producir lo que creen que será la demanda esperada para los años venideros con la intención de que sus productos sean los primeros en estar disponibles.» Ha comentado Joel Jackson, analista en BMO Capital Markets.

Según Morgan Stanley, los precios del carbonato de litio de Sudamérica caerán por debajo de los 10.000 dólares por tonelada, mientras que otros tipos de litio producido en diferentes regiones continuarán reduciendo su precio entre 7.000 y 8.100 dólares por tonelada para el año 2025. No todo el litio es igual, los productores cuentan con requisitos a la hora de producir el litio y ajustar sus propiedades químicas por petición de sus compradores.

Fuente | Energy Voice

Relacionadas | China anuncia una gran reducción en los costes de producción del litio

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame