¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Tesla quiere convencer a los inversores más escépticos con una alta demanda de sus coches en Estados Unidos

Va a ser difícil que Tesla pueda suplir la alta demanda que está sufriendo de sus vehículos eléctricos en lo que llevamos del año 2019, pero la demanda prevista para los próximos trimestres va a poder abrir los ojos de los inversores más escépticos.

Las acciones de Tesla tuvieron recientemente un valor de 258 dólares (230 euros), debido a que los inversores estaban esperando a que la compañía californiana hiciese públicos los datos financieros del segundo trimestre fiscal del año.

La compañía ha anunciado los datos preliminares de entregas en el segundo trimestre del año, dejando a algunos observadores pensando si Tesla podrá cumplir con sus objetivos de entregas de 360.000 a 400.000 unidades de este año. Según estos observadores, va a ser difícil que alcancen estas cifras y puede resultar ser un riesgo potencial a la hora de obtener márgenes de beneficios.

Según Daniel Ives, un analista de Wedbush, se trata de una tarea titánica la que tendrá que hacer Tesla para conseguir sus objetivos de coches eléctricos entregados en el año 2019.

Si la compañía consigue demostrar que la demanda de sus modelos en Estados Unidos es de 100.000 unidades o más, esto significaría un puntos de inflexión en la historia de la compañía y una forma de que los inversores más incrédulos se convenciesen por fin de la estrategia de los de Elon Musk.

Wall Street prevé una pérdida de 0,29 dólares (0,26 euros) por acción en este segundo trimestre. Sin embargo, un informe de Macquarie Research espera que estas pérdidas sean de solo 3 céntimos de euro por acción.

Tesla tiene que convencer a los diferentes accionistas e inversores para que sigan inyectando dinero a la compañía y asegurar el desarrollo y producción de los actuales y futuros modelos de la marca eléctrica estadounidense. La incredulidad de los inversores no es algo nuevo, y es que a Elon Musk siempre le han perseguido estos problemas debido a, entre otras cosas, los retrasos en las entregas de los primeros pedidos del Tesla Model 3. Algo que, aunque ya está solucionado y se está produciendo más que nunca, no parece convencer del todo a los inversores más escépticos.

Habrá que seguir esperando para ver cómo evolucionan las entregas de los coches eléctricos de Tesla en los diferentes mercados del mundo en lo que resta de año. La llegada del Tesla Model Y, será, sin ninguna duda, una buena forma de conseguir nuevas inversiones para los californianos.

Fuente | Barrons

Relacionadas | Tesla elimina el acceso gratuito e ilimitado a los Supercargadores en sus vehículos de segunda mano

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame