Para que la revolución del coche eléctrico se pueda llevar a cabo, será necesario fabricar mejores baterías | forococheselectricos

Para que la revolución del coche eléctrico se pueda llevar a cabo, será necesario fabricar mejores baterías

El cambio del coche de combustión interna al totalmente eléctrico es un paso muy importante para la industria y para la forma en la que nos movemos, no solo las personas, pero también la forma en la que se transportan mercancías por carretera. La transición eléctrica, según los diferentes estudios y analistas, cada vez está más cerca de ser una realidad en muchos países del mundo, pero aún hay un tema a mejorar, las baterías.

El retraso en la implantación de los coches eléctricos a nivel global y la reticencia de los fabricantes por apostar por los vehículos totalmente eléctricos, además de por otras razones, ha sido por no disponer de una tecnología de baterías lo suficientemente avanzada como para proporcionar la energía eléctrica suficiente a estos vehículos limpios.

De hecho, si nos ponemos a mirar las baterías actuales, veremos como las celdas de iones de litio, tan comunes en los coches eléctricos actuales, cuentan con, en esencia, la misma tecnología que lleva viéndose desde hace ya mucho tiempo en dispositivos portátiles como teléfonos móviles. Y si aún indagamos más en la historia, descubrimos que la química que compone cada batería no ha sido alterada desde que Sony introdujese esta tecnología en el año 1991.

Los investigadores continúan trabajando en el desarrollo de nuevas tecnologías de baterías para hacerlas más capaces, y la industria está ahora llegando a los límites tecnológicos de la química utilizada en la actualidad. En los últimos 5 años, solo se ha conseguido aumentar entre un 1 y un 2% el rendimiento de las baterías cada varios años.

Gene Berdichevsky, ex-empleado de Tesla y CEO de Sila Nanotechnologies, trabaja con dos investigadores más en esta compañía para combinar 40 años de experiencia en el desarrollo y producción de nuevas tecnologías de baterías. De esta forma, han llegado a la conclusión de que la forma más rápida y mejor de incrementar la capacidad de una batería, al mismo tiempo que se reducen significativamente los costes de producción, es la utilización de las baterías avanzadas de iones de litio.

Aunque los avances en electrolito sólido, supercondensadores de grafeno y pilas de combustible de hidrógeno ocurren de forma común, estas tecnologías cuentan con puntos negativos y complicaciones para llevarlas a producción. Básicamente porque estos desarrollos solo se prueban en condiciones ideales de laboratorio y no en entornos reales.

Pero, aunque estas tecnologías consigan perfeccionarse, lo cierto es que necesitamos una mejor forma de almacenar la energía eléctrica, y la necesitamos ahora. La infraestructura para las baterías básicas de iones de litio ya existen de forma global, siendo capaces de producir 285 GWh cada día. Para el año 2028, se espera que la capacidad de estas fábricas aumente hasta los 1,45 TWh.

Una gran ventaja de las baterías avanzadas de iones de litio, es que pueden aprovechar la infraestructura de producción actual, prácticamente de forma inmediata y sin añadir costosos cambios a la línea de producción. La diferencia se basa en sustituir el grafito por el silicio, pudiendo incrementar hasta un 20% la capacidad energética, y hasta un máximo teórico de un 40%.

Este avance en la tecnología permitirá baterías de tamaño más compacto, con más capacidad e incluso, menos peso, haciendo que los coches eléctricos sean más eficientes.

Fuente | CNN

Relacionadas | Los avances tecnológicos en las baterías de electrolito sólido y líquido continúan mejorando las características de los futuros coches eléctricos

27 comentarios en “Para que la revolución del coche eléctrico se pueda llevar a cabo, será necesario fabricar mejores baterías”

  1. No estoy de acuerdo.
    La tecnología de las baterías actuales es más que válida.
    ¿Se puede mejorar? Por supuesto, y todo lo que tienda a mejorar y optimizar recursos es un avance muy importante.
    Pero decir que la tecnología es la misma que la del 1991, no es tan cierto.
    Además, si usamos aceptamos esa afirmación, pues los coches de combustión tienen los mismos motores que hace 100 años, y mira cuantos hay circulando.
    Hay una obsesión por el cambio tecnológico para justificar que las empresas no se lancen a electrificar sus gama, y es una falacia que ha colado entre la gente.
    El único problema es el precio, el único.
    Sé que las baterías son caras, pero los coches actuales tienen un sobreprecio (Lo camuflan con unos equipamientos absurdos) para seguir con la falacia de que no son rentables.
    Y sobre la baterías, ya está más que demostrado que con unos 60 o 70kWh se tiene un coche para todo.
    ¿Hay que poner cargadores? Si, tantos como gasolineras, y dónde están las gasolineras.
    Son dos cuestiones diferentes.
    Repito, que en un futuro se mejora la tecnología, mejor.
    Pero esta ya es valida.

    Responder
    • Entonces ¿por qué no hay una revolución del vehículo eléctrico?. Por qué un Hyundai Kona eléctrico cuesta el doble que un gasolina, y tiene la mitad de autonomía?. Algo si tiene que mejorar para que pasemos del 1 o 2 % a unos niveles digamos del 20 o 30% como mínimo. Son varios los factores que afectan, no solo la capacidad de las baterías, también su precio, la red de recarga…

      Responder
      • Respuesta fácil, porque no les conviene y no quieren.
        Hablas de que en el mercado hay solo un 1%.
        Noruega ya demuestra que es posible tener un 50% de ventas de EV.
        Hablamos de cuestiones técnicas, no políticas.
        Y si, aún las baterías están un poco caras, pero ¿Porqué no hacen, en occidente, un Sandero pelado, sin navegador y sin ninguna ayuda, 100% EV? ¿Porqué los llenan de tanta tecnología?
        Por un sistema de cuotas como en China y verás como, de un día para el otro, salen modelos asequibles.
        Te recuerdo que en China hay, hoy día 426 fabricantes de EV…
        Ya me dirás si la tecnología no sirve.

        Responder
        • NO, Noruega lo unico que demuestra es que la unica forma para vender EV de manera significativa es subvencionando su compra y penalizando la compra de termicos, y eso tulo sabes perfectamente, crees que en Eapaña, o en Francia, o en Italia…, se puede seguir la misma politica.
          Noruega NO es ejemplo de nada!

          Responder
          • Ya sé como es la política de ventas en Noruega, y siempre que alguien la pone como ejemplo, le recuerdo lo mismo.
            No estamos hablando, en este caso, de las politicas de cada país, si no de que las baterías existentes son lo suficientemente buenas para poder hacer el cambio de movilidad.
            Yo digo que sí, y que solamente hay un problema de precios, no de tecnología.
            Y parte de ese precio está inflado por equipar el coche hasta las trancas.
            Y el ejemplo de Noruega es para decir que, gracias al sistema de precios de allí, se puede hacer el cambio.
            En resumen, los coches actuales sirven, no hay que esperar a una «revolución tecnológica» de las baterías.

          • En Noruega sospecho no solo habrán subvencionado su compra sino también la instalación de puntos de recarga por todas partes.

            Bueno te recuerdo que los vehículos a combustión también han recibido numerosas subvenciones por parte de los estados y se benefician de una infraestructura ya construida por las petroleras en su momento también subvencionadas, muchas eran estatales.

            Te suenan los planes renove? O de quien crees que era propiedad Campsa? Todo del estado sí. El eléctrico necesita ni más ni menos que la misma ayuda que en su momento recibió del estado el vehículo a combustión y los tendrás corriendo por todas las carreteras como ocurre ya en Noruega o China.

    • De hecho cargadores hay que poner más que gasolineras. Me explico. Una ventaja del punto de carga es precisamente que no tiene las limitaciones de un surtidor eléctrico. Teóricamente puedes ponerlos en cualquier lugar donde haya plazas de aparcamiento. Y dado que además los tiempos de carga son algo mayores y eso no va a cambiar a corto plazo pues lo ideal es que haya puntos de carga por todas partes. Lo bueno es que es más barato de construir y mantener un punto de carga que un surtidor de gasolina. Y lo puedes poner en casi cualquier parte. Así que al final los dos problemas son coste de baterías e infraestructura de recarga. Resolviendo esos dos problemas ya tienes el coche eléctrico de 400km de autonomía como vehículo perfectamente viable.

      Responder
  2. No me cuadra lo que dice el artículo, creo que en la última década las baterías han evolucionado una barbaridad en todos los aspectos y por el camino que va evolucionará mucho más.

    Responder
  3. 285 Gwh cada dia son casi 6 millones de coches al dia…

    La cifra esta mal: No es diaria sino anual…

    Lo que tiene que bajar es el precio. La calidad es buena ya…

    Se necesitan 100 gigafabricas de baterias y solo hay unas cinco o seis …

    Paciencia: La madre de la Paz y de la Ciencia

    Responder
  4. Hay un ligero tufo en el ambiente, probablemente promovido por las petroleras, de que no va a ser posible la revolucion del coche electrico…

    Ladran luego cabalgamos…

    Responder
    • Ya estamos c on conspiraciones paranoicas. Que coño tienen que ver las petroleras con las baterias?, acaso Repsol, Shell, Texaco, BP, Total… fabrican baterias???

      Responder
    • El tufo se llaman matemáticas, ya sabes 30.000€ versus la mitad, no poder hacer mas de 300 km. reales y necesitar un buen rato o un SuC que no siempre están en tu ruta a tu destino, etc… Ya sabes seguro que las matemáticas están financiadas por las petroleras, seguro que el álgebra con ese nombre tiene relación con una monarquía del golfo pérsico, seguro eh.

      Responder
  5. El tapón actual en el EV a baterías es el alto precio de las baterías y su limitada producción el resto es HUMO y más HUMO……No es normal que la batería del Ioniq HEV de Hyundai de 1,56kwh cueste practicamente 3.000 euros y ojo en KIA la misma batería vale mucho más cara ¿?…..Los precios están sobreinfrados por los fabricantes.

    Responder
      • Y vivimos en un mundo subvencionado…saco una tecnología casi milagrosa que un nosecuanto % más de autonomía… Y pelín a ver si cuela alguna institución , fondo de inversión , erario público… Me suelta la pastuca ..y luego si se va todo al traste… Pues eso que era prometedor…me llevo lo que pueda ..y a correr

        Responder
  6. No solo mejores baterías, sino que lo puedas recargar con la misma facilidad que la gasolina o diésel. Primero pon las infraestructuras y luego vende el producto. Sólo así se perderá el miedo a comprar un eléctrico, yo el primero

    Responder
  7. Creo que deberían juntarse todas las marcas y fabricantes de batería incluso Estados en unir comunes desarrollos. para:
    1 — Mejor diseño tanto para que aumente, dure y se recicle.
    2 — Evitar investigaciones redundantes
    3 — Reducir baterías de diferentes tipos.
    4 — Conseguir mejores materiales entre todos con la posibilidad de reducir costes

    Luego pueden mejorar otras cosas como motores, xxx, xxxx pero creo que si algo común como las baterías debería ser conjunto ya que es algo que beneficia a todos y mas al medio ambiente (pero creo que este último no piensan mucho).

    Responder
  8. Bueno, parece que alguien por fin toca con los pies en el suelo.
    Seamos realistas. Las actuales baterias tienen varios problemas.
    1. Son muy caras
    2. Tienen escsa autonomia.
    3. Las cargas son muy lentas
    4. Se degradan con mas o menis intensidad con las cargas y los km recorridos.

    Y esto es asi, aunque hay mucha gente que aqui no lo quiera ver. Cualquier utilitario diesel de 10 años, que puedes tener por 5000€ es muchisimo mas practico que un Zoe de 30.000€, excepto si te mueves por Madrid central.

    Responder
    • Querer hacer ver la realidad a un fanático es mas difícil que mi abuela se mueva como Rosalía.

      Tienes razón pero aquí simplemente no te responderán, no verán tu razonamiento. Simplemente lo borrarán de su mente, cuando no sea tan claro como ese te lo rebatirán con los mantras de siempre.

      Responder
    • Veamos.

      1. Coste. El problema del coste va a tener fácil solución en cuanto entre en juego la economía de escala. Sus costes no dejan de disminuir, eso no es un problema técnico sino de logística de producción y está en vías de solución. siguiente.

      2. Autonomía. Sí, lo reconocemos, es menor que la gasolina pero tiene una gran ventaja, mientras que surtidores de gasolina solo puedes tenerlos en las gasolineras puntos de recarga los puedes tener en cualquier parte. Entonces lo que falta para resolver ese problema no es tanto una mejor batería como una mejor infraestructura. Ese problema también se resolverá. siguiente.

      3. Lentitud de las cargas. Bueno las cargas rápidas 20 minutos máximo. Parece lento sí pero la diferencia es que un coche eléctrico sale cargado del parking. Ha repostado por la noche. Y que cuando paras a descansar porque en cualquier viaje largo hay que parar, aprovechas para cargar. Esto se soluciona simplemente cambiando los hábitos. Siguiente.

      4. Degradación. Bueno este problema está relacionado con el del punto 1 ya que lo malo del recambio es su coste. Cuando las baterías se abaraten el hecho de que en 10 años toque recambiarlas no será ningún drama, es más, aprovecharás para poner unas más densas y mejores. Cuando se solucione el punto 1 se solucionará el 4.

      Responder
  9. Vamos aver:
    Para la segunda revolución,si hace falta otra tecnología,pero para una primera revolución,para tener coches de 400/500 mm de autonomía,lo único que hace falta son dos cosa:
    Una estructuras de recarga,quemas tendré los en dos años.
    Otra,que las baterías de vendan a su precio real (una batería de 50 me/y vale 5.000 E y no 15.000)y tres veces más!!!!

    Responder
  10. Yo tambien coincido en que la tecnología actual no permite ninguna revolución, todavía es demasiado caro conseguir unas prestaciones que apenas se acercan en autonomia a un térmico equivalente y ya no digamos los tiempos de recarga comparados con llenar un depósito de gasolina. Si a todo lo anterior le sumamos una red de recargas lejos de ser masiva, pues tenemos como resultado que la revolución tardará en llegar.

    El día en que la tecnología evolucione y permita prestaciones similares a un térmico con precios similares a un térmico, estoy seguro de que el éxito estará asegurado.

    Responder
  11. El título del artículo está mal. Ya estamos en la primera revolución del coche eléctrico. La autonomía ya no es un problema, los hay que tienen 800 Km. Cada 200 km la DGT recomienda hacer un descanso. Que más te da poner a cargar el coche mientras. También hay supecargadores que consiguen una carga casi completa de la batería en 15 min. Pasar de 6 min a 15 no me parece tan descabellado

    Responder

Deja un comentario