El Volvo XC40 eléctrico utilizará el sistema operativo Android ya visto en el Polestar 2

El próximo 16 de octubre, Volvo presentará al mundo su primer modelo eléctrico de producción: el XC40 eléctrico. Este SUV compacto, que será según la propia empresa «uno de los coches más seguros de la carretera», será una pieza clave dentro de la estrategia de electrificación del fabricante sueco, que pretende que para 2025 la mitad de sus ventas sean de modelos 100% eléctricos, y la otra mitad de híbridos e híbridos enchufables.

La marca ya ha ido lanzando algunos adelantos del nuevo vehículo durante los últimos días para ir abriendo boca antes de su presentación oficial. Así, se ha confirmado que el modelo contará con una parrilla cegada, un pequeño maletero frontal o «frunk», y tracción total gracias al uso de un motor eléctrico por eje (por lo menos en sus versiones tope de gama).

La seguridad de este vehículo se verá incrementada respecto a las variantes térmicas gracias a que contará con una estructura frontal reforzada. Además, la batería situada en los bajos (lo que disminuye el centro de gravedad, y por lo tanto el riesgo de vuelco) estará ubicada dentro de una jaula de seguridad que empleará un marco de aluminio extruido, el cual creará una zona de deformación programada alrededor del pack.

La estructura trasera también estará reforzada, permitiendo una mejor distribución de fuerzas fuera del habitáculo en caso de choque, lo que reducirá el riesgo de lesiones. Por otro lado, el XC40 eléctrico disfrutará de un completo arsenal de asistentes a la seguridad, los cuales funcionarán gracias al uso de numerosos radares, cámaras y sensores ultrasónicos dependientes de un software desarrollado por Zenuity.

El vehículo, desarrollado sobre la plataforma modular CMA (ya vista en el XC40 térmico y en el Polestar 2), tendrá un precio de partida inferior a los 40.000 euros. En un principio, estará disponible con varios packs de baterías, si bien el más capaz debería proporcionarle una autonomía de unos 430 km bajo el ciclo de homologación europeo WLTP.

Ahora, Volvo ha confirmado otra novedad interesante del XC40 eléctrico: el modelo contará con el sistema operativo Android ya visto en el Polestar 2, lo que se traducirá en un avanzado sistema de infoentretenimiento dotado de Google Maps, Google Assistant y otras apps disponibles en la Google Play Store. Este sistema, que será muy personalizable, se complementará con servicios propios como Volvo On Call. Además, en las imágenes publicadas por la marca sueca se puede ver que el XC40 eléctrico no solo contará con una pantalla táctil en posición central, sino que también disfrutará de una instrumentación digital desde la que se podrá ver el navegador de Google Maps.

Fuente | Volvo

Relacionadas | Primeros adelantos del Polestar 3: llega el hermano eléctrico del Volvo XC90

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame