Karma lanza un adelanto de su primer modelo 100% eléctrico, el GSe-6

El fabricante estadounidense Karma se ha enfrentado en los últimos meses a una serie de graves acusaciones relativas a su falta transparencia. De acuerdo con la prensa especializada, los numerosos anuncios realizados por la compañía en los últimos meses (incluyendo el desarrollo de su plataforma electrificada E-Flex) fueron una simple maniobra de marketing para atraer inversores y asegurar su supervivencia, sin que hubiera desarrollos reales que sustentaran sus promesas.

A pesar de todo, Karma (en apariencia) continúa trabajando en su futura gama eléctrica. Así, el fabricante acaba de lanzar un adelanto de su primer coche 100% eléctrico, el cual llegará en 2021 al mercado bajo la denominación GSe-6 (todos los nuevos modelos de Karma a partir del año que viene emplearán la nomenclatura GS).

La compañía tiene previsto seguir comercializando híbridos enchufables en paralelo a su nueva gama 100% eléctrica. Sus nuevos modelos partirán de la plataforma del actual Revero (derivado a su vez del Fisker Karma original de 2011), si bien la marca promete que su tecnología estará convenientemente actualizada y que habrá numerosos trenes motrices a elegir.

Según la página web de Karma, el nuevo modelo contará en su versión tope de gama con un pack de baterías de hasta 100 kWh. En un principio también habrá disponibles versiones más mundanas (de acuerdo con algunos anuncios anteriores, el vehículo podría estar disponible también con un pack de 75 kWh en su variante de acceso).

Entre otras características anunciadas por la marca podemos incluir un chasis de aluminio, carga rápida en corriente continua, frenada regenerativa con tres modos de retención y conducción de un pedal. El nuevo GSe-6 se ensamblará en California, y presumiblemente contará con un diseño elaborado por Pininfarina, con la que Karma tiene un acuerdo de colaboración.

Los modelos de la línea GS serán más asequibles que el Revero, algo que ha sido posible gracias a la reducción de los costes materiales, a la racionalización de la cadena de suministro y al empleo de métodos de producción estandarizados. «La gama GS conservará el diseño exótico del Revero para continuar con el legado de la marca, pero incluirá avances tecnológicos y un precio que ayudará a atraer nuevos clientes a la marca. Por un depósito totalmente reembolsable de 100 dólares, las personas interesadas pueden reservar un lugar en la lista de espera».

Relacionadas | Karma Automotive podría estar al borde de la bancarrota

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame