Australia planea inversiones para formar a los jóvenes en energías renovables, movilidad eléctrica, y desplegar baterías de respaldo en las zonas residenciales

El partido laborista australiano se ha comprometido a financiar 10000 nuevos puestos de aprendizaje en el sector de energía limpia, debido al despliegue de las baterías en los vecindarios, junto con ayudas para vehículos eléctricos, como parte de su respuesta al los presupuestos del gobierno de Morrison. Este plan, denominado New Energy Skills, contará con un presupuesto de 100 millones de dólares australianos.

«El gobierno ha demostrado ser incapaz de desarrollar una política energética sostenible para hacer frente al cambio climático», dijo Anthony Albanese, líder laborista en su discurso de respuesta a los presupuestos del país. «La acción positiva sobre el cambio climático y el cambio a cero emisiones netas para 2050 crearán empleos, reducirán los precios de la energía y las emisiones».

El plan fue detallado en la respuesta a los presupuestos en el discurso del jueves por la noche, que buscaba resaltar la falta de medidas significativas contra el cambio climático del gobierno de Morrison, presentado a principios de semana.

Albanese decía que «los laboristas tienen un plan para ayudar a las familias y comunidades a desempeñar su papel en el logro de este objetivo fundamental. Un plan que hará que los coches eléctricos sean más asequibles. También se apoyará el despliegue de baterías comunitarias».

Este plan surge debido al los comentarios que numerosas empresas destinadas a la energía solar y al almacenamiento de energía mediante baterías han publicado. Afirman que no encuentran personal cualificado para realizar las tareas.

Los aprendizajes estarán disponibles para una variedad de roles en el sector de energía renovable, incluidos roles en generación de electricidad, proyectos de almacenamiento de energía, mejoras de eficiencia energética y producción de energía renovable.

La iniciativa fue bien recibida por el Consejo de Energía Limpia, que dijo que ayudaría a más australianos a establecer una carrera en el emergente sector de la energía limpia. «Una inversión de 100 millones para apoyar a los electricistas con habilidades en energía renovable es un paso vital para garantizar que los trabajadores no solo tengan un trabajo, sino una carrera», dijo el director ejecutivo del Consejo de Energía Limpia, Kane Thornton.

«El sistema actual de FP es lento y difícil de manejar, por lo que el programa New Energy Skills puede acelerar la creación de trayectorias profesionales y habilidades dentro de la energía renovable, será un gran impulso para el sector».

«La emergencia climática mundial debería ser la oportunidad de empleo para Australia, pero con Scott Morrison es una oportunidad perdida», dijo uno de los líderes laboristas. Los laboristas también se han comprometido con dos medidas clave para reducir los costes iniciales de compra de los vehículos eléctricos.

Se han comprometido a eximir los impuestos de importación y sobre beneficios adicionales para los vehículos eléctricos con un precio de compra por debajo del precio umbral de los vehículos de lujo (actualmente $77,565, unos 50000€).

Relacionadas | Australia tiene un problema. Demasiada producción de energía solar

Fuente | Renew Economy

Compártelo: