El CEO de Opel afirma que, sin las ayudas estatales, los coches eléctricos pequeños «no son vendibles»

Uwe Hochschurtz, director ejecutivo de Opel, ha afirmado en una reciente entrevista que, sin las correspondientes ayudas estatales, los coches eléctricos de pequeño tamaño son invendibles. Con estas declaraciones, el CEO de la firma del rayo ha criticado con dureza los planes del gobierno alemán para reducir los subsidios a partir de 2023 y eliminarlos en 2026.

La actual coalición en el poder (SPD, los Verdes y FDP) quiere ajustar los planes de subvenciones e ir reduciendo su cuantía de forma gradual (por ejemplo, los híbridos enchufables podrían dejar de estar incluidos tan pronto como el año que viene, mientras que los eléctricos puros pasarían de recibir 6.000 euros a 4.000, cifra que se reduciría a 3.000 euros en 2024 y 2025).

Hochschurtz señala que la reducción o eliminación de los subsidios afectará mucho más a los modelos de volumen que a los premium. «Sin subsidios, un coche eléctrico cuesta a día de hoy alrededor de un 50% más que un modelo con motor de combustión comparable. Es por eso que […] exijo que la prima para vehículos eléctricos sea válida más allá de 2022. Para que pueda seguir habiendo coches pequeños asequibles y respetuosos con el medio ambiente».

Opel, perteneciente al grupo Stellantis, cuenta a día de hoy con cuatro turismos eléctricos (Corsa-e, Mokka-e, Combo-e Life y Zafira-e Life), tres furgonetas (Combo-e, Vivaro-e y Movano-e) y un cuadriciclo (Rocks-e). Ya está confirmado que el año que viene se añadirán a esta alineación los Astra-e y Astra-e Sports Tourer.

Opel Corsa-e

El Corsa-e es el coche eléctrico más asequible de Opel

A partir de 2028, Opel pasará a vender exclusivamente modelos eléctricos en Europa; sin ir más lejos, los próximos Crossland e Insignia se ofrecerán exclusivamente con este tipo de tren motriz. Además, su oferta se reforzará a mediados de la década con la llegada del Manta-e, un crossover deportivo cuyo principal rival será el Ford Capri, que derivará del Volkswagen ID.5.

El eléctrico más asequible de Opel, Rocks-e aparte, es el Corsa-e, que se produce en Figueruelas (Zaragoza, España). Este modelo recibirá un restyling el año que viene, el cual debería incluir algunas mejoras técnicas respecto a la versión actual (un motor de 154 CV en lugar de 136 CV, un pack de baterías de 54 kWh en lugar de 50 kWh…).

Inicialmente se esperaba que el renovado Opel Corsa-e también recibiera una versión más asequible (el modelo actualmente a la venta ronda los 27.500 euros en el concesionario, sin incluir ayudas ni descuentos por financiación) con un motor menos potente y una batería más pequeña. Sin embargo, finalmente este conjunto ha quedado reservado a los próximos Citroën ë-C3 y FIAT Panda, los futuros utilitarios eléctricos low-cost de Stellantis.

Fuente | ecomento

Compártelo: