Toyota avisa que la carga rápida en el bZ4X podría no funcionar cuando la temperatura exterior llegue a cero grados (actualizada)

Toyota está en plena fase de lanzamiento de su primer coche eléctrico. El bZ4X y sus hermanos el Lexus RZ 450e y el Subaru Solterra, suponen la primera gran ofensiva de los fabricantes japoneses desde el lanzamiento del LEAF en 2010. Ahora Toyota ha lanzado una nota donde describe algunos de los puntos más importantes de su modelo, y donde destaca el aviso de que la versión con tracción total podría no poder usar la carga rápida cuando la temperatura exterior bajase de cero grados centígrados.

Este aviso se enmarca en una nota donde destacan cinco puntos clave del nuevo modelo, que van desde su diseño, eficiencia, prestaciones, seguridad y facilidad de uso.

Pero la parte más llamativa aparece en la zona inferior, donde por ejemplo podemos ver que la autonomía bajo el ciclo EPA es de 406 kilómetros en el caso de la versión con un motor, mientras que la dotada de dos motores y tracción total se queda en 368 kilómetros.

Una cifra la de la versión de tracción total que le dejan muy por detrás de algunos de sus rivales, como el Volkswagen ID.4 GTX. La versión más deportiva del SUV alemán que cuenta con 299 CV y 401 km de autonomía EPA.

Por supuesto como es normal, Toyota avisa en la misma página que estas cifras como sucede con el resto de modelos, han sido obtenidas bajo condiciones óptimas, y que en caso de que las temperaturas caigan, también bajará la autonomía real. Hasta aquí todo dentro de lo normal.

Pero el problema aparece en una de las líneas donde se indica que: «Es posible que la carga de CC (Corriente Continua) no funcione en la versión AWD del bz4x cuando la temperatura es inferior a 32 grados Fahrenheit (0 grados centígrados)

Sin duda se trata de un apartado que tendrá especial importancia en aquellas regiones donde el termómetro baje en los meses de invierno, o para aquellos clientes que quieran usar el coche para viajar, ya que a la habitual falta de puntos se puede unir el riesgo de que el coche no quiera cargar en determinados momentos.

También es curioso que este afecte solo a la versión con tracción total y no a la de un solo motor. Algo que nos podría indicar que se trata de modelos con diferente química en su batería.

Hemos enviado la pregunta a Toyota España, que esperamos nos aclare una cuestión que podemos pensar que se trata de una simple cobertura legal en el mercado americano para evitar cualquier imprevisto o demanda en caso de algún caso aislado.

Sin duda se trata de un apartado que no ha pasado desapercibido, y que podría sembrar algunas dudas en un modelo muy ambicioso que llevará el sello de «primer coche eléctrico» en este caso del principal fabricante mundial.

Actualización

Según nos comentan desde Toyota España, esta diferencia se debe a que: «el bZ4X 4WD para EEUU lleva una batería CATL diferente a la PPES (Prime Planet Energy & Solutions Inc) que llevan las versiones europeas (toda la gama). La diferencia es que la de EEUU solo puede cargar en continua a 100kW (la europea a 150kW) y que tiene limitación para recargar a muy baja temperatura. Esta limitación no aplica a las versiones europeas.»

Fuente | Toyota

Compártelo: