Ferrari prepara una tercera línea de producción en Maranello, exclusiva para coches eléctricos

El próximo jueves, 16 de junio, esperamos que Ferrari desvele cómo va a ser su estrategia de electrificación para los próximos años. Ferrari, como todo fabricante de lujo, tiene que acabar incluyendo coches eléctricos en su catálogo, aunque sea primero a través de híbridos enchufables para mantener el carácter del cavallino rampante.

Antes de que se hagan públicos, una garganta profunda ya ha revelado que se están haciendo preparatorios en Maranello para acoger una tercera línea de producción, especializada en electrificados. Ferrari sigue construyendo sus coches de forma parcialmente artesanal, aunque se emplean adelantos técnicos. Hoy día una de las líneas se especializa en los V8, la otra en los V12.

Además, se va a localizar un centro técnico especializado en baterías, un campo de conocimiento en el que Ferrari no está demasiado puesta. Aunque el coche eléctrico esté más que inventado, moverse en cifras dignas de Ferrari requiere un esfuerzo adicional en todos los componentes de cadena cinemática, baterías, sistemas de recarga, etc. Porque un Ferrari va a seguir siendo un Ferrari.

Ferrari Roma

Benedetto Vigna, CEO de Ferrari, dará explicaciones durante una conferencia de inversores. La marca italiana fue escindida de FCA en 2015 mediante su salida a bolsa, convirtiéndose en un negocio independiente. No forma parte de la constelación de Stellantis. Los planes de electrificación pueden levantar la valoración del fabricante de lujo -que hace coches- en bolsa.

En lo que va de año, sus títulos han caído un 22%, más que la media de la bolsa de Milán y otros fabricantes europeos. Existe incertidumbre acerca de su capacidad por incorporarse a la carrera del coche eléctrico en un mundo que está cambiando. Solo con el cambio generacional que habrá inevitablemente en su clientela, Ferrari debería saber que no podrá vivir solo de fabricar V8 y V12.

Por lo tanto, Ferrari tendrá que mostrar un plan creíble de electrificación en el que mantenga su carácter, dando más importancia a la imagen de marca que al simple volumen (que no es una preocupación para Ferrari a nivel histórico) y en general demostrando que puede estar al día en tecnología. Por otra parte, añadir una línea de producción sugiere que las otras dos van a seguir montando motores de combustión durante una temporada.

Vía | Automotive News

Compártelo: