NIO abre su segunda estación de intercambio de baterías en Europa, siete meses después de la primera

NIO ha dado otro paso en su implantación en Noruega, abriendo la segunda estación de intercambio de baterías el lunes. Se halla en Vestby, entre Oslo y Gotemburgo (Suecia), en la calle Svarthagsveien. Después de una modesta celebración de apertura, se ofrece la recarga gratuita para todo el que pase por allí en una semana -hay que tener un NIO, obviamente-.

Para el que no conozca mucho la zona de Oslo, hay que decir que ambas estaciones de intercambio están muy próximas geográficamente hablando. La primera se ubica en Kjellstad, al suroeste de Oslo, y la segunda está en dirección sur. De una a otra apenas hay 50 kilómetros. La recién abierta está planteada como el punto de salida hacia Suecia y hacia Europa, pues se podría seguir hasta Malmo y entrar en Dinamarca por la misma ruta.

De momento el despliegue de las estaciones de intercambio de baterías es lento porque viene de China prácticamente todo lo que hace falta. En septiembre se pondrá en marcha una fábrica en Pest (Hungría) para producir este tipo de instalaciones localmente y acelerar las cosas. A principios de año se anunciaron 20 estaciones de intercambio en Noruega, se lo están tomando con calma.

El NIO ES8, primer modelo de NIO en Noruega (y que a la Unión Europea no tiene pinta de que vaya a venir) se empezó a comercializar el 30 de septiembre del año pasado, justo antes de la apertura de las únicas instalaciones al público que se han abierto en el país, en Oslo. En ese mismo octubre se comenzaron los trabajos de instalación de la primera estación de intercambio, estando lista en enero de 2022.

Unas segundas instalaciones al público se van a abrir en Bergen, con un área de 312 metros cuadrados, a lo largo del tercer trimestre. En Bergen habrá otras dos estaciones de intercambio de baterías. Entre Oslo y Bergen hay una buena tirada, 463 km por la ruta más rápida, ya que Bergen se encuentra en la costa este del país, y la capital está muy cerca de su frontera oeste con los suecos.

Aparte de Noruega, NIO va a efectuar su despliegue próximamente en varios países de la UE: Alemania, Holanda, Suecia y Dinamarca, también con estaciones de intercambio de baterías. Como estos países están relativamente cercanos unos de otros, los clientes nórdicos de NIO podrán hacer viajes internacionales con pausas de 3 minutos para cambiar baterías, pudiendo usar recarga ultrarrápida para cualquier otra ruta.

Compártelo: