¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Land Rover presenta la «nueva» submarca Freelander para sus coches eléctricos basados en plataformas del grupo chino Chery

Chery y JLR (Jaguar Land Rover) han firmado una carta de intención previa al establecimiento definitivo de un acuerdo de cooperación estratégica. Esta asociación le dará al grupo británico acceso a la tecnología eléctrica del gigante chino, estando confirmado que Land Rover desarrollará vehículos enchufables sobre una plataforma de la compañía asiática, los cuales pertenecerán a la nueva submarca Freelander.

Este nombre ya se utilizó en el pasado para bautizar a un SUV compacto vendido entre 1997 y 2015, el cual fue reemplazado por el Discovery Sport en 2016. El uso de esta denominación permitirá diferenciar los coches eléctricos de Land Rover con base Chery de sus otras líneas de productos (Discovery, Defender, Range Rover).

Chery y JLR poseen una empresa conjunta en China desde hace doce años, por lo que los cimientos de esta colaboración ya estaban establecidos de antemano. Inicialmente, los modelos de Freelander se venderán en China a través de una red específica, pero más adelante también está previsto que se exporten al extranjero.

Su producción se llevará a cabo en Changshu (provincia de Jiangsu). Todo apunta a que JLR optará por utilizar una arquitectura procedente de Exeed, la firma de lujo de Chery. Dicha base será compatible tanto con sistemas híbridos enchufables como 100% eléctricos, acorde con el enfoque multienergía de Land Rover.

Exeed Sterra ES

Land Rover apuesta con fuerza por los híbridos enchufables

Recientemente, la firma inglesa anunció un giro hacia los híbridos enchufables en detrimento de los eléctricos puros. «La aceptación de los PHEV ha sido toda una sorpresa. Estamos trabajando arduamente para que más PHEV estén disponibles en el mercado», declaraba hace unos meses Adrian Mardell, CEO de JLR.

A pesar de todo, el fabricante mantiene sus objetivos de electrificación a medio plazo, pues prevé que el 60% de sus ventas se correspondan con BEV (Battery Electric Vehicles) para 2030, llegando al 100% en 2036. En un principio, Jaguar pasará a ser una marca exclusivamente eléctrica a partir del año que viene, mientras que Land Rover no dará el salto hasta una década después.

El primer modelo 100% eléctrico de Land Rover, basado en el suntuoso Range Rover, se presentará este mismo año. «El Range Rover con propulsión eléctrica personifica el lujo, el refinamiento y las prestaciones características de Range Rover, e incorpora una propulsión totalmente eléctrica y casi silenciosa para ofrecer trayectos relajantes y sin complicaciones. No vamos a escatimar en esfuerzos, así que ya estamos trabajando sobre nuestro programa de pruebas físicas y desarrollo, diseñado para llevar al Range Rover eléctrico al extremo y garantizar que sigue ofreciendo unas prestaciones inigualables», afirmaba hace unas semanas Thomas Müller, jefe de ingeniería de productos de JLR.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame