¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Pere Navarro anuncia cambios en el reparto de etiquetas medioambientales de la DGT, ¿te afectará si tienes ya la ECO o la CERO?

El sistema de etiquetas medioambientales implantado por la DGT hace ya unos años en España permite clasificar a los vehículos en función de su año de matriculación y, de forma adicional, identificar a aquellos que utilizan un sistema de propulsión más eficiente que los clásicos de gasolina y diésel.

Gracias a este sistema de etiquetado, las ciudades pueden controlar el acceso a determinadas zonas restringidas, como las Zonas de Bajas Emisiones, así como establecer diferentes tarifas en los estacionamientos regulados. Sin embargo, esto no ha estado exento de polémicas, sobre todo en el reparto de la etiqueta ECO.

Muchos actores del sector llevan años pidiendo cambios, ya que se da la situación de que un SUV de grandes dimensiones y de alta potencia puede llevar una etiqueta ECO por el mero hecho de contar con tecnología microhíbrida que, puede darse el caso, no mueva el vehículo nunca en modo eléctrico. O que por ejemplo, un híbrido enchufable también de gran potencia pueda moverse consumiendo gasolina a pesar de que tenga la etiqueta CERO, la misma que la que llevan los eléctricos puros.

Sea como fuere, se venían anticipando cambios y ahora el director de la DGT ha confirmado que se está estudiando la forma de llevarlo a cabo. En una entrevista para el Arval Mobility Observatory, Pere Navarro ha hablado de futuras estrategias y retos que tiene España en materia de movilidad y seguridad en las carreteras. Y como decíamos, también se ha referido al sistema de etiquetas.

Pere Navarro se refiere al cambio en las etiquetas medioambientales de la DGT.

Cómo te puede afectar el cambio de etiquetas de la DGT

Una de las mayores preocupaciones de los propietarios de coches con etiqueta ECO o CERO es si, de haber una reclasificación de los distintivos medioambientales, podrían perder los derechos obtenidos con la compra del vehículo. Pere Navarro tranquiliza en este sentido con la respuesta acerca de cómo hará la DGT para comunicar y gestión cualquier cambio con las mencionadas etiquetas.

El director de la DGT reconoce que esta es «una de las tareas que se viene estudiando desde hace tiempo con varias opciones identificadas sobre la mesa, pero todavía sin criterios de evaluación decididos». ¿El motivo? Navarro desvela que el retraso en confeccionar una nueva estrategia se debe a varios factores: «la disparidad de tecnologías y aspectos a tener en cuenta como la normativa Euro 7 o la futura nueva Directiva de Calidad del Aire de la UE».

Entonces, si tienes un coche con etiqueta ECO o CERO, ¿dejarás de poder acceder a las Zonas de Bajas Emisiones, por ejemplo? La respuesta es no. «No habrá una reclasificación general que haga perder derechos de acceso a los vehículos existentes, sino que afectará más a los nuevos vehículos».

La UE desvela que los híbridos enchufables emiten hasta un 350% más que las cifras oficiales, ¿y ahora qué?

Opinión

La reclasificación de las etiquetas medioambientales lleva siendo un tema de debate desde hace varios años. Ahora, la DGT reconoce que se está trabajando en ello, aunque parece que todavía faltan por cerrar muchos flecos importantes.

Las declaraciones de Pere Navarro nos hacen pensar que, por ejemplo, los vehículos que actualmente disponen de etiqueta ECO, como los híbridos, híbridos enchufables de menos de 40 kilómetros de autonomía eléctrica, coches a gas o microhíbridos, pasarán a tener una etiqueta distinta cuando sean matriculados. Por ejemplo, una etiqueta «D», la cual impida el acceso de estos vehículos a los beneficios de los que sí disponen, y dispondrán, los propietarios de un coche con distintivo ECO.

Me ha llamado también la atención el anuncio de Pere Navarro de que se está trabajando también en el diseño de una «distinción de seguridad vial» que permitiría, en palabras suyas, obtener ciertas facilidades a los vehículos con mayor puntuación. Por ejemplo, acceder a las ZBE o pagar menos por aparcar en la calle. ¿Se podría dar esta distinción a los coches más antiguos o con motores térmicos? ¿No es esta una contradicción con los cambios que quiere realizar con las etiquetas?

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame