¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

De vacaciones en un coche eléctrico: este estudio señala que realizan viajes tan largos como los modelos térmicos… con las mismas paradas para descansar

La autonomía sigue siendo una de las principales preocupaciones de los usuarios a la hora de dar el salto al coche eléctrico. Aunque la práctica totalidad de los modelos del mercado cubren las necesidades diarias de la mayoría de la población europea, que de media recorre poco más de 30 km al día, todavía existen muchas preocupaciones respecto a su capacidad para afrontar viajes largos.

A pesar de la proliferación de coches eléctricos de cada vez mayor alcance y de la inexorable expansión de la red de carga ultra-rápida en el viejo continente, muchos conductores siguen pensando que este tipo de vehículos no son aptos para recorrer largas distancias de forma cómoda, incluso si dichos viajes solo se realizan una o dos veces al año durante las vacaciones.

Sin embargo, una encuesta realizada recientemente por el instituto de investigación de opinión Civey para E.On ha revelado que, en contra de la creencia popular, los propietarios de un coche eléctrico no tienen problema en llevar a cabo rutas de más de 500 km con sus vehículos, prácticamente igualando el porcentaje de usuarios que realizan viajes largos con automóviles térmicos.

Alrededor del 40% de los conductores encuestados recorren entre 500 y 1.000 km hasta su destino de vacaciones, independientemente de si su vehículo es térmico o eléctrico. Sí que existe cierta diferencia cuando se cubren distancias mayores, si bien es mínima: un 25% de los usuarios de coches eléctricos realizan viajes de más de 1.000 km, frente al 30% de los térmicos.

BYD Atto 3 en una estación de Repsol

Viajar en coche eléctrico no supone grandes cambios en la planificación

El estudio también muestra que aproximadamente el 59% de los conductores paran a descansar cada dos o tres horas aunque viajen en un automóvil con motor de combustión interna. «Estas pausas pueden ser aprovechadas tanto por el vehículo como por los pasajeros para recargar brevemente sus baterías, demostrando que viajar en coche eléctrico no supone grandes cambios en la planificación de las paradas para la mayoría».

Jens Michael Peters, responsable de soluciones energéticas y electromovilidad en E.On, destaca que «las razones más comunes para elegir un medio de viaje son la comodidad (57%), el ahorro de costes (39%) y la sostenibilidad (38%). Cuando se cargan con electricidad verde, los coches eléctricos funcionan sin emisiones y la red de carga cada vez más densa permite paradas de carga relajadas, tanto en Alemania como en muchos otros países de Europa».

Fuente | ecomento

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame