¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Vuelve el mítico Ford Capri, pero no como te imaginas

Ford ha publicado los primeros adelantos oficiales del inminente Capri, un SUV «coupé» 100% eléctrico que verá la luz el próximo 10 de julio. A pesar de que el recién llegado tendrá poco (o más bien nada) que ver con el Capri original (1969-1986), que era un deportivo con todas las de la ley, sí que incluirá algunos guiños estéticos a sus antecesores.

En el teaser se puede apreciar que sus grupos ópticos adoptarán una firma lumínica que, salvando las distancias, recordará a la doble óptica que podíamos encontrar en el Capri Mk3. Eso sí, su aspecto no será retro. «Los diseños retro no nos hacen avanzar. Se trata de una interpretación totalmente nueva: eso es lo que los hace interesantes. Al público le encanta que llevemos nuestros modelos a nuevos territorios», declaraba el año pasado Amko Leenarts, director de Diseño de Ford en Europa.

«El lenguaje de [diseño] para nuestros coches eléctricos vino automáticamente con la simplificación […] asegurándonos de obtener no solo unas proporciones y una postura audaces […]. Así que no estamos haciendo automóviles agresivos. Quiero hacer un producto que sea emocionante. Quiero hacer un producto que realmente encante».

Bajo la piel será idéntico al Explorer eléctrico; es decir, usará la plataforma modular MEB del Grupo Volkswagen (recordemos que ambas empresas tienen un acuerdo de colaboración para el desarrollo conjunto de coches eléctricos y vehículos comerciales; sin ir más lejos, la séptima generación de la Volkswagen Transporter será hermana de la Ford Custom).

Ford Capri

El Ford Capri será la versión «coupé» del Explorer eléctrico

Lo más seguro es que el Capri emplee los dos conjuntos mecánicos más prestacionales del Explorer. Por lo tanto, su gama estaría compuesta por una variante de tracción trasera con 286 CV (210 kW) y otra de tracción integral con 340 CV (250 kW). En ambos casos, la batería será de 77 kWh. Dada su mejor aerodinámica, podría superar los 600 km WLTP de autonomía que anuncia su hermano.

Su longitud debería rondar los 4.50 metros de largo; en cuanto a sus tarifas, lo más seguro es que arranque por encima de los 50.000 euros antes de ayudas. Su principal rival será el próximo Opel Manta, previsto para el año que viene, lo que supondrá revivir uno de los duelos más míticos de los años 70 y 80. Al igual que el Ford, el Opel derivará de un SUV más mundano; concretamente del renovado Grandland, con el que compartirá plataforma (STLA Medium) y órganos mecánicos.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame