¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Smart volverá a fabricar en Europa para esquivar los aranceles a los coches eléctricos chinos

Tras la entrada en vigor de los nuevos aranceles punitivos de la Unión Europea a los coches eléctricos chinos, muchos analistas ponen en duda que el giro proteccionista de Bruselas vaya a servir para contrarrestar la superioridad de la industria asiática; de hecho, su margen es tal que las marcas seguramente absorban en gran medida las nuevas tasas.

Sin embargo, para lo que sí están sirviendo los aranceles es para repatriar la producción de algunas marcas europeas que en los últimos tiempos habían optado por fabricar sus coches eléctricos en China. Volvo ha confirmado que comenzará a ensamblar el EX30 en Gante (Bélgica) en 2025, mientras que MINI trasladará los Cooper y Aceman a Oxford (Reino Unido) en 2026.

La próxima en sumarse a este grupo podría ser Smart, que hace unos años vendió su única planta europea (Hambach, Francia) a INEOS. Actualmente, la compañía es gestionada por una joint venture perteneciente a partes iguales a Geely y Mercedes-Benz. Los primeros aportan la ingeniería y los segundos se encargan del diseño y la distribución en el viejo continente.

Los Smart #1 y #3 por el momento se hacen en Xi’an, pero Dirk Adelmann, CEO de Smart Europe, señala que también podrían fabricarse en otras regiones del mundo. «Tenemos una empresa matriz con sede en Alemania y producción en todo el mundo, […] Geely y otras empresas filiales también tienen producción en Europa y otras regiones».

Smart #1

Mercedes-Benz podría encargarse de fabricar los coches eléctricos de Smart para el mercado europeo

Aunque Adelmann insiste en que la decisión de producir sus vehículos eléctricos en Europa sería independiente de las medidas tomadas por la Comisión Europea, lo cierto es que los aranceles seguramente reequilibren la balanza y ayuden a igualar la estructura de costes respecto a la fabricación en suelo chino.

«Aún queda mucho por discutir entre la Comisión Europea y China en este sentido. Actualmente, y creo que ha sido la postura de Smart durante más de 25 años, no vemos el proteccionismo como la respuesta a los problemas actuales, y también creemos sinceramente y esperamos que los dos continentes encuentren una solución que no termine en una guerra comercial. Cruzamos los dedos por ello.

Un aumento potencial de los aranceles del 20% conducirá a un aumento del precio de venta. En este momento, no planeamos trasladar esto a nuestros clientes, pero obviamente, si esos aranceles se confirman como permanentes, entonces tendremos que reaccionar«.

Fuente | Autocar

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame