Ampliación de fondos para la infraestructura de carga de vehículos a hidrógeno en Europa

h2 4Este junio, se presentó la ampliación del despliegue paneuropeo de infraestructura de repostaje de hidrógeno y vehículos de pila de combustible. El proyecto original denominado H2ME (Hydrogen Mobility Europe) fue anunciado en setiembre de 2015 con la intención de adquirir 300 vehículos a hidrógeno e instalar 29 estaciones de repostaje de H2. Los fondos del proyecto salieron a partes iguales de la iniciativa Horizonte 2020 de la Unión Europea y la asociación FCH-JU (Fuell Cells and Hydrogen Joint Undertaking) con un montante total cercano a los 67 millones de euros.

En esta ampliación denominada H2ME 2, la Unión Europea aporta 100 millones de euros a los que se suman 35 millones de de la FCH-JU. Durante un periodo de 6 años, este dinero permitirá instalar 20 estaciones de repostaje extra, adquirir otros 1.230 vehículos con pila de combustible y estudiar la capacidad por parte de las estaciones de repostaje con generación propia de hidrógeno por electrólisis de ayudar a la estabilidad de la red eléctrica.

h2 6El proyecto reúne a un total de 37 socios entre los que se encuentran fabricantes de coches como Daimler y Hyundai, multinacionales especializadas en infraestructura de carga como Air Liquide o Linde, socios “observadores” como BMW y Nissan y consultoras/coordinadoras del proyecto como Cenex.

Según la limitada información disponible en la página web, este pasado marzo se instaló la primera estación de repostaje de hidrógeno en Dinamarca bajo el auspicio del proyecto y la novena en el país escandinavo. Parece ser la primera y de momento la última aunque durante la presentación del H2ME 2 se habló de nuevas estaciones de repostaje en el Corredor Verde de Hidrógeno en Rhone-Alps, así como en Bordeaux, Nancy, Nantes y París.

h2 2Es un buen momento para echar un vistazo a la actual infraestructura de repostaje de hidrógeno en Europa. Se puede observar una densidad pobre aunque el despliegue es bastante amplio con atisbos de corredores internacionales. Cuando se analiza el mapa de infraestructura en proceso de planificación, se observa una densificación de los esfuerzos en la Europa rica, quizá para maximizar los esfuerzos para más adelante expandir la infraestructura a los países vecinos.

h2 3

Aunque la inversión es elevada, es claramente inferior a proyectos como Fast-E y a futuras inversiones en infraestructura de carga de eléctricos a batería. Del mismo modo, un montante cercano a 200 millones de euros para unas meras 59 estaciones y 1.500 vehículos se antoja mucho dinero para tan poco beneficio.

Relacionada: El coche a hidrógeno sería la peor solución de movilidad en Europa a nivel de emisiones

Fuente: H2ME

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame