La ciudad china de Cantón, comenzará este año la transformación de toda su flota de autobuses con modelos eléctricos

El pasado año la ciudad china de Cantón, comenzó a desarrollar un proyecto para empezar la transformación de toda su flota de autobuses por modelos eléctricos. Una primera fase en la que se han ido incorporando de forma paulatina nuevos vehículos más limpios y eficientes.

Ahora el gobierno de la ciudad ha confirmado la puesta en marcha de una nueva fase en la que el objetivo será la sustitución de todos sus modelos con motor de combustión por autobuses eléctricos. Un proyecto enorme para esta ciudad de algo más de 3 millones de habitantes.

El objetivo es lograr que en 2020 deje de funcionar el último de los autobuses diésel o gasolina. Un ambicioso objetivo en el que también entrará el sector del taxi, que junto con los autobuses suponen una flota de unos 30.000 vehículos.

Al  mismo tiempo la ciudad seguirá apoyando la implantación del coche eléctrico en sus calles con ayudas directas a la compra, además de la instalación de miles de puntos de recarga públicos. Todo con el objetivo de que además de la transformación de la flota de autobuses, también se logre hacer lo mismo con los vehículos particulares.

Un ambicioso proyecto que pone sobre la mesa la velocidad que está logrando el sector de la movilidad eléctrica en China, donde el tiempo de pruebas y experimentos ha pasado, y ahora se enfrentan a una fase donde la implantación de los vehículos eléctricos será masiva.

Relacionadas | Los planes de China e India para los coches eléctricos, amenazan con reducir la demanda de gasolina a corto plazo |  China instalará 800.000 puntos de recarga en 2017 para acelerar el despegue del coche eléctrico

Vía | GT

Compártelo: