Este precioso Ford Fairlane de 1957 llamado Evie ha sido transformado en un coche 100% eléctrico

Este precioso Ford Fairlane de 1957 llamado Evie ha sido transformado en un coche 100% eléctrico

En países como Estados Unidos, transformar un coche es relativamente sencillo. Por ello, en los últimos tiempos han surgido numerosos aficionados que han transformado sus vehículos clásicos en eléctricos, cambiando sus motores de combustión por modernas baterías y motores eléctricos. Sin embargo, esto es mucho más complicado de hacer en España, ya que los procesos de homologación son complejos, y sobretodo muy caros.

Hoy nos llega la historia de Evie, un precioso Ford Fairlane de 1957 que actualmente se encuentra en Nueva Zelanda. Este descapotable clásico de gran tamaño cuenta con una estética realmente evocadora: sus colores llamativos, su profusión de cromados, sus aletas inspiradas en el mundo de la aviación… Todo en él nos recuerda a la poderosa industria del automóvil estadounidense de los años 50.

Originalmente, el Ford Fairlane podía montar un motor de 6 cilindros en línea, así como un poderoso V8, muy típico en los coches americanos de la época. Sin embargo, ahora el motor de gasolina de Evie ha cedido el paso a un motor eléctrico de los alemanes Siemens, así como a un pack de baterías de 50 kWh de capacidad de 218 celdas en total.

Su autonomía por carga es actualmente de unos 120 km. Si bien no parece demasiado, hay que tener en cuenta que tras la conversión el coche pesa la friolera de 2.200 kg. No hay que olvidar que es un modelo extraordinariamente grande: mide 5,5 metros de largo, por 2,2 de ancho. Es decir, es más largo que un Mercedes-Maybach Clase S.

Evie es capaz de cargase en apenas dos horas en una toma de carga rápida de acurdo con Mercury, la empresa encargada de la transformación. Sin embargo, no concretan de cuanto será la potencia de carga del coche, ni tampoco su velocidad máxima o su aceleración. Con todo, es una transformación digna de elogio que permitirá conservar a una belleza como Evie en las carreteras durante unas décadas más.

Fuente | Drivemag

15 comentarios en “Este precioso Ford Fairlane de 1957 llamado Evie ha sido transformado en un coche 100% eléctrico”

  1. Una pasada… Lástima que en España esto es como buscar cuernos de unicornio. Se podría crear toda una industria de conversión de coches de combustión a eléctricos… A veces he llegado a pensar como podría quedar mi impoluto seat Ibiza de 1998 con un motor de 100 cv y una batería mediana de unos 25 ó 30 kWh para ubicarlo en parte donde está el deposito de gasolina y el fondo del maletero… Y poder llegar sin problemas a los 200 km de autonomía.
    En fin, sigo soñando…

    Responder
    • Así estamos muchos creo aunque yo si pudiese lanzarme creo que lo haría aun sabiendo que la homologación puede ser una pesadilla.

      Responder
    • En España sí se puede hacer. Lógicamente tiene trámites. Y menos mal. Si cualquiera pudiese transformar coches sin control, sería un caos y un peligro.

      El trámite «legal» en España te costaría del orden de los 2.000 €. Y ahí se incluiría el proyecto (no lo puedes hacer a huevo, tienes que hacerlo con un proyecto). El visado por parte de un ingeniero y las pruebas de homologación. A ese precio tienes que sumar los materiales, y esa es la razón por la que apenas se hacen.

      Porque para transformar un coche a eléctrico con una autonomía de apenas 100 km, te va a costar fácilmente 10 mil € en materiales.

      Responder
      • Lo de las homologaciones en España es una MAFIA. En Inglaterra, si haces modificaciones en un vehículo, sólo tienes que pasar una ITV específica (unos 400€) para asegurar emisiones, sistemas de seguridad, protección a peatones, etc. Digamos que tienes a un tipo dedicado a eso tomando medidas y verificando el vehículo durante una hora. El único requisito que la base sea un vehículo comercial con su ficha técnica. Evidentemente tienes que conocer la normativa para modificar el coche, pero en el caso de pasar de gasolina/diesel a eléctrico sería DIRECTO.
        En España eso es IMPOSIBLE.

        Responder
  2. En realidad en España se hacen cantidad de preparaciones, sobretodo de todoterrenos (y aunque no quede bien decirlo en este entorno «eléctrico», muchas son una autentica pasada de imaginación y eficacia). De todas formas, como en todo, hay que saber hacerlo y cuesta pasta, claro.
    Pero me estoy imaginando un SEAT 124 Sport en modo eléctrico y seria un bacile «rompecuellos»

    Responder

Deja un comentario