Este Range Rover clásico convertido a eléctrico gracias a una batería de Tesla muestra sus capacidades en un trayecto todoterreno

Este Range Rover clásico convertido a eléctrico gracias a una batería de Tesla muestra sus capacidades en un trayecto todoterreno


Land Rover, perteneciente al grupo JLR (Jaguar Land Rover, propiedad de Tata), todavía no ha puesto a la venta ningún modelo 100% eléctrico en el mercado, sólo híbridos enchufables. Sin embargo, su hermana Jaguar lanzó hace poco el I-Pace, un SUV 100% eléctrico cuya base probablemente sea utilizada por Land Rover para lanzar un todocamino eléctrico en el futuro.

A día de hoy, Range Rover es una submarca de lujo englobada dentro de la familia Land Rover. La gama Range Rover está formada actualmente por los modelos Evoque, Velar, Sport y Range Rover, siendo este último el modelo más grande y lujoso de Land Rover. Lo más probable es que el primer eléctrico de la firma británica se ubique dentro de la familia Range, dado su alto precio, lujo y carga tecnológica.

Hasta entonces, sin embargo, podemos deleitarnos con la conversión que protagoniza nuestro artículo de hoy: un Range Rover clásico del año 1972 que ha sido transformado para albergar una motorización eléctrica en sustitución de su antiguo motor de combustión. Por fuera, pocos detalles delatan a este remozado clásico más allá de unas ópticas full LED.

Sin embargo, por dentro la evolución ha sido considerable. A pesar de conservar su sistema de tracción integral, el motor eléctrico de 130 cv le otorga unas prestaciones y un par que son realmente útiles para las excursiones por campo. Además, cuenta con una batería de gran tamaño procedente de un Tesla Model S: con 80 kWh, permite al Range Rover alcanzar una autonomía estimada de 280 km por carga.

A pesar de contar con neumáticos de carretera, este todoterreno de la vieja escuela es capaz de enfrentarse al barro y a superficies deslizantes sin miedo, gracias entre otras cosas a la enorme fuerza de su motor eléctrico. Además, cuenta con rico equipamiento: calentador, dirección asistida, sistema de frenado asistido por vacío, modo de descenso por colina…

Fuente | Fully Charged

Compártelo:

5 comentarios en «Este Range Rover clásico convertido a eléctrico gracias a una batería de Tesla muestra sus capacidades en un trayecto todoterreno»

  1. Conversiones qué en el Reino Unido son fáciles de realizar y de homologar e imposibles y prohibitivas en España.

    Pero claro, aquí nos quieren obligar a que compremos coches nuevos con sueldos y trabajos lamentables, por lo que cada vez nuestro parque móvil será más viejo y obsoleto y además mucho más contaminante porque seguiremos funcionando con motores térmicos de cientos de miles de kilómetros sin poder actualizarlos a conversiones eléctricas por poco dinero.

    Piensa y actúa como un político español y directamente seguiremos e iremos a la ruina como país.

    Responder
    • segun he leido, un vehiculo aceptado en otro estado, digase ha pasado la ITV alli, lo podras importar sin mas que presentar los paleles , en la itv tuya, de que ha pasado » la itv» alla. Luego a comprar reconversiones se ha dicho!

      ( en la nueva ITV ya aprobada)

      Responder
  2. Me encantaría reconvertir mi kangoo, si ya se que hay una eléctrica pero la mía es más un coche familiar por los acabados que una furgoneta de trabajo, vamos que se parecen muy poco. Estoy encantado con ella salvo por su motor térmico, que no va mal pero al lado del eléctrico no tiene nada que hacer.

    Responder

Deja un comentario