WiBLE estrena una red de plazas de aparcamiento para sus clientes en Madrid

WiBLE estrena una red de plazas de aparcamiento para sus clientes en Madrid


A finales de 2015 fue lanzado en Madrid Car2go, el servicio de carsharing eléctrico del grupo Daimler. Para sorpresa de muchos, fue un rotundo éxito, y fue rápidamente seguido por emov (de PSA) y ZITY (de Renault y Ferrovial). Estos tres servicios tienen en común el uso de tres vehículos 100% eléctricos para operar (Smart ForTwo ED, Citroën C-Zero, Renault ZOE), algo que contrasta con el cuarto y último en llegar: WiBLE, impulsado por KIA y Repsol, hace uso de un híbrido enchufable, el KIA Niro PHEV.

Si bien con estos coches se pierde uno de los principales atractivos de los otros tres servicios, la ausencia total de emisiones contaminantes con su uso, se ha añadido otro de gran utilidad para muchos usuarios: gracias a la mayor autonomía, muchos residentes de Madrid se los llevan fuera de la ciudad para hacer por ejemplo recados.

Ahora este servicio ha logrado un nuevo punto a favor que numerosos conductores agradecerán: WiBLE pondrá a disposición de los clientes que necesiten estacionar en el centro de Madrid una red de plazas de aparcamiento situadas en un total de ocho parkings privados (seis de los cuales ya están operativos) y cinco estaciones de servicio Repsol.

Este nuevo servicio «pretende facilitar el aparcamiento y ahorrar tiempo al usuario a la hora de estacionar en el centro de Madrid, ofreciendo soluciones adaptadas a las necesidades concretas de los usuarios», declara Javier Martínez Ríos, director ejecutivo de WiBLE.

Los aparcamientos que ya están operativos se encuentran en Galileo, Avenida de Burgos, Padre Damián, Colón, General Diaz Porlier y Casino de la Reina. Dentro de unos días pasarán a estar disponibles también uno situado en glorieta de Bilbao y otro en Plaza de Castilla. Para acceder a ellos, habrá que acercarse a la barrera (la cual se abrirá automáticamente al reconocer la matrícula del coche) y buscar las plazas reservadas para WiBLE. En el futuro, esta red de aparcamientos se ampliará.

Para poder utilizar este servicio de aparcamiento, tendremos que hacer uso de la app de WiBLE, comprobando si hay plazas libres. El coste de utilizarlas será de 1 euro extra en nuestra tarifa. Estos aparcamientos también podrán utilizarse para iniciar viajes, estando señalados en la app por una P.

Por otro lado, los usuarios encontrarán plazas de aparcamiento reservadas para WiBLE en las estaciones de servicio Repsol situadas en las calles de Alfonso XIII, Alberto Aguilera, Arturo Soria, Paseo de la Habana y Mateo Inurria. Para hacer más reconocibles las plazas de WiBLE, la compañía las ha pintado de un llamativo color naranja, que irá acompañado de su logo.

https://twitter.com/wible_esp/status/1042419514439335936

Fuente | WiBLE

Compártelo:

12 comentarios en «WiBLE estrena una red de plazas de aparcamiento para sus clientes en Madrid»

      • Pero son PHEV, no? Pues si al menos se pudieran enchufar, cada día harían unos cuantos km en modo eléctrico, o, lo que es lo mismo, cada día harían unos cuantos km sin quemar combustible

        Responder
        • Por lo que yo he visto apenas los cargan. Quizá cuando les echen gasofa. Ya podrían enchufar se en esos parkings. O aún mejor en casa del usuario a cambio de tiempo de uso.

          Responder
        • Pues si no los cargan, pero se aprovechan de las ventajas de circulación y aparcamiento de los eléctricos, son un fraude. Así de claro. Las restricciones a la circulación se ponen para reducir la contaminación, no para que los listos se ahorren el aparcamiento.

          Y me temo que eso va a pasar con montones de híbridos: que la gente los va a comprar para acceder a las ventajas de circulación de los eléctricos y luego van a contaminar más que un térmico normal.

          Responder
  1. La nueva movilidad ha llegado para quedarse. Si se combina correctamente con una legislación que desincentive el uso del vehículo particular en la ciudad, tendremos menos coches pero accesibles a muchos.

    Responder
  2. Si se extiende esta modalidad, será un empujón para la movilidad eléctrica en las ciudades. La mayoría del tiempo los coches están parados, sin hacer nada. Si hay suficientes coches, y te aseguran una plaza donde dejarlo, y ya por pedir, una forma de compartir el viaje, los tiempos y los costes se pueden optimizar, los usuarios estarán encantados y las ciudades dejarán de ser lo que son ahora: un espacio ocupado mayoritariamente por coches parados.

    Responder
  3. Yo veo un atraso cuando hay 3 empresas con eléctricos 100% meter otra con un PHEV. Igual que defiendo a los PHEVs como coches únicos para familias, en este caso me parece un fraude. Si no los cargan es como si fueran híbridos normales… Claro que Repsol está ahí detrás…

    Responder

Deja un comentario