Primeras pruebas del Opel GT X Experimental, el concept que definirá los futuros modelos de la marca | forococheselectricos

Primeras pruebas del Opel GT X Experimental, el concept que definirá los futuros modelos de la marca


Cuando se cumplía un año de la adquisición de Opel por parte del grupo francés PSA, la marca alemana, hasta entonces propiedad de General Motors, presentaba un concept que venía a definir la estrategia de la empresa de cara al futuro bajo el dominio de sus nuevos dueños. El Opel GT X Experimental se daba a conocer como un SUV del segmento B, de tamaño similar a un Corsa, y con la novedad de ser totalmente eléctrico.

Las nuevas líneas, denominadas por Opel como la estrategia de diseño «Opel Compass», venían a dar a conocer el nuevo estilo de esta marca, cuyo primer modelo en estrenarlas sería el futuro Corsa, previsto para su lanzamiento en 2019/2020. Este concept presenta una serie de novedades y cambios probadas en secreto en varios vehículos de la gama de la marca para poder garantizar su incorporación en los nuevos modelos que irán apareciendo durante los próximos años.

La revista Autocar ha tenido la oportunidad de poder conducirlo bajo la atenta mirada de los responsables de Opel y únicamente en el interior de un enorme hangar, pero ha podido sacar algunas conclusiones interesantes que podrán darnos pistas del nuevo camino que se le abre al fabricante alemán bajo el dominio de Peugeot. No es para menos, ya que este concept de varios millones de euros siempre va acompañado por el director de diseño de Opel, Mark Adams.

Adams solo tiene buenas palabras para el GT X Experimental. Sobre él, declara que «no pienses en el GT X como un coche de producción en masa, es más importante que eso. Lo consideramos un manifiesto de la marca, una representación de nuestra visión de diseño para toda la cartera de la compañía«. La elección de crear este concept bajo la carrocería de un SUV pequeño no es casualidad, ya que este tipo de coches no paran de crecer en ventas y es uno de los segmentos donde Opel quiere apostar fuerte.

Pasando a hablar del vehículo en sí, el Opel GT X Experimental es un vehículo totalmente eléctrico, con una plataforma del tipo skateboard o monopatín, es decir, con las baterías alojadas en el centro del piso y las ruedas colocadas en los extremos. Cuenta con unas llantas de generoso diámetro y una altura considerable al suelo. Las puertas son similares a las del extinto Meriva, las delanteras con apertura normal y las traseras a contramarcha, con una diferencia sustancial: el pilar B es inexistente, lo que otorga al GT X un espacio interior superior a lo que cabría esperar.

Los asientos están diseñados a conciencia, y han sido evaluados y utilizados como fuente de inspiración por los ingenieros de Opel para aplicarlos en modelos de producción. Ya en el interior, destaca un salpicadero extremadamente sencillo pero práctico. Una gran pantalla ocupa toda la zona del cuadro y la consola, mostrando diversa información al conductor de una manera clara y ciertamente atractiva. Destacan el velocímetro y un mapa de grandes dimensiones, este último muestra información del viaje y la ruta a seguir. Todo es táctil o se opera por voz.

La conducción se realiza de una manera muy sigilosa y sencilla. El coche es extremadamente silencioso y la calidad de construcción es muy alta. La potencia que transmiten sus motores alimentados por un pack de baterías de 50 kWh de capacidad es alta y se entrega sin sobresaltos, reflejando el esmero y las ansias de perfeccionamiento de Opel en la construcción de este vehículo. Una de las pegas que se le puede achacar es la poca retención de sus motores, por no decir prácticamente nula. No pasa nada, es solo un concept y no dispone de frenada regenerativa, los modelos de producción sí lo incorporarán.

La dirección es algo rígida y no tiene autocentrado, aspecto que los ingenieros mejorarán de cara a su fabricación real. El espacio interior es amplio gracias en parte por la ausencia de pilares entre las puertas, sensación a la que ayuda el hecho de que el parabrisas se prolongue por el techo, aportando mucha luminosidad al conjunto. El diseño interior está en la línea del salpicadero: simple pero elegante, con formas limpias y agradables.

El concept GT X Experimental de Opel es una gran apuesta de la marca por dar un giro a sus diseños y quitarles la fama de pesados que arrastran desde hace unos años, sensación que se ha rebajado un poco con el nuevo Insignia, cuyo frontal es muy similar al que lleva este concept. El plan de la marca es ambicioso y pretende señalar una nueva era con el cambio de propietarios que pasa por diseños más limpios, simples y por la electrificación de sus modelos. La primera prueba de fuego vendrá con el nuevo Corsa, que contará con una variante eléctrica, y que determinará si este plan de actuación va en el camino correcto o no.

Relacionados | Opel GT X Experimental: un SUV 100% eléctrico que nos adelanta las líneas de los futuros Opel

Vía | Autocar

Compártelo:

5 comentarios en «Primeras pruebas del Opel GT X Experimental, el concept que definirá los futuros modelos de la marca»

  1. Si es un eolab, dónde meten todo y luego estudian cómo introducirlo poco a poco. Es decir que cuando llegue a complementarse este concepto habrán pasado 5 generaciones.

    Algo es algo, pero me gustaría que PSA sacará cosas decentes…. decentes en autonomía y en precio…

    Responder

Deja un comentario