¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Pillado de pruebas el Renault Kwid eléctrico definitivo, un coche eléctrico asequible de carácter global

Por primera vez desde que fue anunciada, la versión eléctrica del pequeño Renault Kwid ha sido pillada de pruebas con su carrocería definitiva. Este modelo de corte asequible se comenzará a vender el año que viene en China, para después expandirse a los mercados globales, estando prevista su llegada a India, Brasil, Oriente Medio e incluso Europa, donde se convertiría en el primer coche eléctrico verdaderamente low-cost del mercado.

El Renault Kwid es un urbano del segmento A y planteamiento económico dotado de una curiosa estética SUV que ha gozado de una gran acogida en mercados como el indio o el sudamericano, hasta el punto de haberse convertido ya en el cuarto Renault más vendido a nivel global. Este modelo está basado en la plataforma modular CMF-A de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, preparada para albergar mecánicas eléctricas.

Renault ya presentó en el Salón de París un prototipo a modo de adelanto de este coche, el K-ZE Concept. Un vehículo que, más allá de detalles como las llantas o los adimentos estéticos típicos de un concept car, no era más que un Kwid dotado de una parrilla cegada y unos grupos ópticos rediseñados, gracias a los cuales el modelo ganaba una estética diferenciada de su hermano de combustión. Como puede verse en las fotos espía, estos faros específicos se mantienen en el modelo definitivo.

Por el momento no se tienen demasiados datos de este vehículo. Se sabe que tendrá una autonomía de 250 km bajo el ciclo de homologación NEDC, lo que equivaldría a unos 185 km bajo el ciclo de homologación WLTP, o 170 km en condiciones reales. Además, será capaz de cargar tanto en corriente alterna como en corriente continua, siendo su tiempo de carga mínimo unos 50 minutos.

El Kwid eléctrico para China será fabricado por e-GT New Energy Automotive, una empresa conjunta entre Renault, Nissan y Dongfeng destinada a la producción de coches eléctricos. Aunque todavía no ha sido confirmado de forma oficial por Renault, varios directivos han dado a entender que podría llegar al mercado europeo, probablemente para el año 2021.

El objetivo de este coche es el de convertirse en un coche eléctrico verdaderamente asequible, hasta el punto de costar apenas 8.000 dólares al cambio tras las subvenciones del gobierno chino. Se cree que el Kwid eléctrico partirá de una evolución de la estructura del Kwid sudamericano, mucho más robusta que la del indio, el cual apenas logró una estrella en los crash-test de GlobalNCAP, mientras que su homólogo recibió numerosos refuerzos, consiguiendo tres estrellas en los crash-test de LatinNCAP.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame