¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Las emisiones medias de CO2 para coches y vehículos comerciales nuevos aumentaron en el año 2018

Pese al aumento en la venta de los coches eléctricos e híbridos, los coches de combustión interna siguen siendo los más vendidos en muchos países, y estos son cada vez más limpios gracias a nuevas tecnologías aplicadas a las motorizaciones que evitan, en mayor o menor medida, emitir contaminantes.

Según un estudio publicado por la Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA), la media de emisiones de dióxido de carbono (CO2) de nuevos coches matriculados en la Unión Europea aumentó en el año 2018 por segundo año consecutivo, cifrándose en 120,4 gramos de CO2 por kilómetro. Por primera vez la media de los vehículos comerciales ligeros también ha aumentado. Los fabricantes tendrán que reducir las emisiones de sus gamas de modelos de forma significativa si quieren cumplir los objetivos fijados para los años 2020 y 2021.

Este aumento ha venido después de haberse reducido esta media de emisiones de CO2 de los años 2010 a 2016, y la tendencia es la de seguir en aumento en los datos del año actual. Los vehículos comerciales ligeros como las furgonetas, emitieron en 2018, de media, 158,1 gramos de CO2 por kilómetro, siendo la primera vez que los vehículos comerciales ligeros nuevos aumentan esta media desde el año 2011.

Las principales causas de estas subidas en las medias de emisiones de CO2 para estos dos tipos de vehículos son la proliferación de los vehículos tipo SUV y la preferencia por elegir coches de gasolina en las compras de vehículos nuevos. Los vehículos de tipo SUV implican un mayor peso, un centro de gravedad más alto y, en muchos casos, una peor aerodinámica que sus equivalentes de carrocería ordinaria. Son estas características las que causan un mayor consumo de combustible que en otro coches similares.

En el caso de los vehículos comerciales ligeros, las principales causas son un mayor tamaño de los vehículos, mayor peso y motores de mayor cilindrada. Estos vehículos también se venden más en sus variantes de gasolina frente a los diésel.

Cabe recordar que el objetivo de las marcas fijado por la Unión Europea es el de tener una media de emisiones de CO2 en toda su gama de modelos de 95 gramos de CO2 por kilómetro. Hay algunas marcas que están mejor preparadas que otras para alcanzar estos objetivos a corto plazo, sin embargo, fabricantes como FCA (Fiat Chrysler Automobiles), se han visto obligados a llegar a un acuerdo con Tesla para comprar sus bonos de contaminación y así, evitar las multas que podrían recibir por parte de la Unión Europea.

Fuente | EEA

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame