Honda reinventa el volante en su último prototipo gracias a la conducción autónoma | forococheselectricos

Honda reinventa el volante en su último prototipo gracias a la conducción autónoma

En los últimos años, la marca japonesa Honda no se ha caracterizado precisamente por su apuesta por el coche eléctrico. Actualmente la firma solo ofrece un modelo de estas características en Europa, el utilitario Honda «e». Este modelo ha captado la atención del público gracias a su llamativa estética retro, inspirada en la del primer Civic de los años 70.

Sin embargo, a nivel técnico este vehículo del segmento B no ha destacado por su ambición: disponible con un motor de 136 cv y 315 Nm de par y otro de 154 cv y los mismos 315 Nm, el pequeño automóvil dispone de una batería de 35,5 kWh con refrigeración líquida que le permite homologar 220 km WLTP de autonomía. Además, puede cargar a 100 kW de potencia en corriente, pudiendo recuperar el 80% de su rango en media hora.

Como se puede ver, sus especificaciones no son especialmente punteras, sobre todo si tenemos en cuenta que su precio de partida en nuestro país ronda los 35.000 euros antes de ayudas. A pesar de ello, Honda ya está preparando un segundo modelo eléctrico que llegará al mercado europeo de cara al año 2022. Esto forma parte de la nueva estrategia corporativa del fabricante, que ha congelado el desarrollo de su tecnología de pila de combustible de hidrógeno y de sus híbridos enchufables, apostando por los híbridos simples y los eléctricos a baterías.

A pesar de que Honda cree que los coches eléctricos a baterías seguirán sin tener una demanda especialmente elevada en los próximos años, parece que para poder cumplir con las nuevas normativas de emisiones contaminantes al fabricante no le quedará más remedio que apostar por esta tecnología, la cual considera que no será rentable en bastante tiempo.

La conducción autónoma será, por el contrario, una de las grandes apuestas de Honda para los próximos años. La firma japonesa se centrará en el desarrollo de asistentes de conducción autónoma avanzados en lugar de en lograr la conducción autónoma total, pues aparentemente la rentabilidad de este tipo de sistemas será superior.

Siguiendo esta estrategia, la marca presentará durante el próximo CES de Las Vegas un prototipo de coche eléctrico descapotable dotado de un volante revolucionario: este elemento será interactivo, y desde él se controlarán el arranque, la aceleración y el frenado. Esto será posible gracias a la conducción autónoma, que permitirá a Honda implementar lo que ella misma denomina «conducción aumentada».

El prototipo no tendrá pedales: para acelerar hay que empujar el volante, y para frenar basta con tirar de él. Se arrancará dando dos toques al volante. De acuerdo con Honda, gracias a la conducción autónoma los conductores en el futuro podrán elegir entre disfrutar del viaje sin preocuparse por controlar el vehículo, o mantener la emoción de manejar su automóvil.

En total, el nuevo Augmented Driving Concept ofrece ocho modos de conducción diferentes: conducción autónoma total, modos semiautónomos intermedios, y control total por parte del conductor. Además, el vehículo contará con sensores que «leerán» los deseos del conductor para adaptar el sistema a sus gustos, creando una experiencia de conducción más instintiva.

Relacionadas | Honda insiste en que no habrá un incremento de la demanda de coches eléctricos a corto o medio plazo

3 comentarios en “Honda reinventa el volante en su último prototipo gracias a la conducción autónoma”

  1. Los asistentes a la conducción están bien, pero para el futuro son una vía muerta.

    La representación de Honda es apropiada: un coche sin repocacabezas, monoplaza, absurdo, como representación de ese brillante futuro distópico.

    Honda será absorbida por otra marca o si no cerrará en pocos años.

    Responder
  2. Lo del freno tirando del volante lo quiero ver yo en un frenazo de emergencia; cuando la inercia te empuje a ti sobre el volante mientras tú lo que necesitas es tirar de él con todas tus fuerzas.

    Debería ir al revés, creo yo.

    Responder

Deja un comentario