¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Hyundai espera que los sistemas de hidrógeno rebajen un 50% su coste para 2030

Una de las marcas que está apostando a todas las posibilidades es el grupo coreano Hyundai. Desde coches diésel, gasolina, híbridos, híbridos enchufables, hasta coches eléctricos a batería y los eléctricos dotados de una pila de combustibles de hidrógeno. Una estrategia con un elevado coste en gastos de I+D, pero que esperan sea la más adecuada de cara a situarse entre las marcas líderes en esta nueva década.

Sobre los modelos a hidrógeno, el vicepresidente del Grupo Hyundai, y copresidente del Consejo de Hidrógeno del fabricante asiático, Euisun Chung, ha indicado que tienen muy buenas expectativas con una tecnología hasta ahora lastrada por factores como el elevado precio de los componentes. Un aspecto que indican vivirá una importante evolución en el periodo 2020-2030.

El Consejo del Hidrógeno de Hyundai ha publicado un informe en el que se afirma que las expectativas son que el coste de las soluciones de hidrógeno en diferentes sectores disminuya hasta en un 50%  para 2030. Algo que le permitirá convertirse en una alternativa más sostenible e interesante frente a opciones como los combustibles fósiles.

Según Hyundai, esto haría que el hidrógeno fuese financieramente competitivo con otras alternativas bajas en emisiones y, en muchos casos incluso frente a las opciones convencionales. «Hyundai espera que los resultados del informe no solo aumenten la conciencia pública sobre el potencial del hidrógeno en la vida cotidiana, sino que también contrarresten el mito de que no se puede lograr una economía del hidrógeno por razones de costos«.

Para la marca, esta tecnología, junto con el resto de opciones bajas en emisiones, les permitirá lograr cumplir sus objetivos climáticos globales a mediados de siglo, y de paso cosechar los beneficios de su apuesta decidida por el hidrógeno.

Una apuesta que de lograr cumplir sus marcas, permitirá a Hyundai explotar un mercado que el resto de marcas, salvo alguna excepción, han decidido descartar a corto y medio plazo, centrando sus esfuerzos en los coches eléctricos a batería. Algo que permite a los coreanos y japoneses situarse a la vanguardia sin competencia en un sector que puede ofrecer una alternativa más sostenible en aplicaciones muy variadas, desde el almacenamiento de los excedentes eléctricos, pasando por la electrificación del transporte pesado, y llegando incluso a sectores de gran peso en las emisiones globales como el transporte marítimo y la aviación.

Relacionadas | Herbert Diess teme que sin las reformas necesarias Volkswagen pueda terminar como Nokia: reducirá la inversión en el hidrógeno y lo apostará todo al coche eléctrico a baterías

Fuente | Hyundai

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame