Volkswagen admite los retos con el software del ID.3, pero confirma que la fecha de lanzamiento no se retrasará

En los últimos meses estamos escuchando mucho más de lo que nos gustaría la frase «problemas de software» en los nuevos coches eléctricos que están llegando al mercado. Un apartado relacionado con la enorme evolución que están viviendo unos vehículos cada vez más conectados y con sistemas de info-entretenimiento más sofisticados. El último en sufrir esta situación ha sido el Volkswagen ID.3.

Desde la marca han confirmado que tanto el ID.3, como el nuevo Golf, tienen algunos problemas de software. En el caso del eléctrico también han admitido que las primeras 20.000 unidades llegarán al mercado con un paquete de software incompleto que tendrá que ser rematado posteriormente una vez el coche ya esté en manos de su propietario.

Algo que supondrá costes adicionales para el fabricante, pero que por otro lado permitirá comenzar el lanzamiento dentro de la fecha programada inicialmente marcada para este próximo verano.

Curiosamente hasta ahora se mencionaba el mes de junio como la fecha de lanzamiento, pero ahora ya se comenta la palabra verano. Algo que podría permitir a la marca lograr un par de meses de margen para poder rematar algunos de los imprevistos más graves antes de la entrega de los vehículos.

Para intentar contextualizar el reto al que se enfrentan, desde Volkswagen indican que el nuevo Golf, cuyo lanzamiento en Europa se retrasó hasta el primer trimestre de este 2020, contiene alrededor de 100 millones de líneas de código, y el sistema de info-entretenimiento por si solo representa aproximadamente una quinta parte de eso. En comparación, un coche construido en el año 2010 tenía una décima parte de la complejidad.

Se filtran los precios definitivos de la gama Volkswagen ID.3 en Dinamarca, así como una variante inédita hasta el momento

Una de las dificultades extra para el ID.3 es que estrenará una plataforma de comunicaciones, denominada E3, que permitirá una transferencia de datos mucho más rápida. Un nuevo formato que parece está siendo mucho más complejo de dominar de lo aguardado en un primer momento.

A pesar de todo, desde la presidencia del grupo se ha puesto sobre la mesa que el ID.3 es una prioridad absoluta y que pondrán todos los medios a su alcance para que logre llegar al mercado en fecha. Algo que además tiene su punto de vista práctico ya que cualquier retraso supondrá un problema de cara al cumplimiento de las nuevas normas sobre emisiones de Europa, lo que se traducirá en multas ya en 2021.

Y es que de sufrir un retraso, las consecuencias serán imprevisibles ya que afectará a todo el grupo que esperan su turno para poner a la venta sus propias versiones para también poder lidiar con la cuestión de las normativas ambientales y no enfrentarse a las sanciones de Europa.

Relacionadas | Rumor. El Volkswagen ID.3 retrasa su llegada a agosto. El First Edition y vivirá una pérdida de equipamiento y la versión de 77 kWh sólo tendrá 4 plazas

Vía | Autonews

Compártelo: