Hyunday
Volkswagen
BMW apuesta por "Power of Choice" para su futuro. Coches gasolina, diésel, híbridos, eléctricos y a hidrógeno | forococheselectricos

BMW apuesta por «Power of Choice» para su futuro. Coches gasolina, diésel, híbridos, eléctricos y a hidrógeno

Esta semana el jefe de I+D de BMW, Klaus Fröhlich, ha desvelado las líneas maestras de la estrategia de la marca alemana de cara a las próximas décadas. Una hoja de ruta donde exponen cuales serán los pasos a dar, y donde predomina el eslogan «El poder de elección» como base para un futuro donde los clientes podrán seleccionar entre una amplia variedad de vehículos. Desde coches diésel, gasolina, eléctricos, híbridos enchufables y a hidrógeno.

El Sr Fröhlich destaca que este planteamiento tiene como objetivo ofrecer una amplia diversidad de sistemas de propulsión, donde los clientes podrán elegir libremente en función de sus propios deseos y necesidades. BMW dijo que este enfoque es sustancialmente más seguro y más prudente que simplemente centrarse en una sola opción. Ven la alternativa como un enfoque arriesgado en un clima ya caracterizado por un alto grado de incertidumbre.

Para BMW, la movilidad eléctrica será la mejor opción para el futuro, pero su expansión dependerá en gran medida de una infraestructura de carga que hoy en día todavía está en una fase inicial de despliegue.

Según las previsiones de BMW, en los próximos 15 o 20 años coexistirán múltiples soluciones de propulsión.  Es por eso que defiende la decisión  de centrarse en ofrecer múltiples opciones de movilidad, que indican está respaldada por el enfoque a largo plazo de movilidad que BMW ha establecido. Solo la apertura a diversas tecnologías puede crear la flexibilidad necesaria para centrarse aún más en abordar el tema de la movilidad mundial.

Para BMW, la evolución de los sistemas a hidrógeno les sitúan como un cuarto pilar de la estrategia dentro del abanico de posibilidades que quieren ofrecer a sus clientes.

Una tecnología que están desarrollando de forma conjunta con Toyota, pero que lleva en fase de investigación dentro de BMW desde 1979, y que aseguran está logrando un importante nivel de madurez que le permitirán ser una alternativa en cinco años.

Antes, en 2022, BMW ha confirmado que lanzará una pequeña tirada del BMW i Hydrogen NEXT. Una propuesta que comenzará su vida comercial, y que contará con una autonomía de 500 km bajo el ciclo WLTP. Una cifra que desde BMW indican que no será complicado ampliar posteriormente hasta los 600 kilómetros. Una propuesta que tendrá que esperar a 2025 para ver como arranca su fabricación en cantidades más elevadas.

Una llegada que dependerá en gran medida de la expansión de la red de repostaje. Un despliegue que está siendo muy irregular ya que las estaciones se concentran en unos pocos lugares. Según BMW, en Japón, Corea y Alemania y en California, el número de hidrogeneras están aumentando. Mercados en los que aseguran se necesitan entre 800 a 1,000 estaciones cada uno para que cada usuario tenga una estación a una distancia de entre 5 y 10 km de su hogar. Por ejemplo en Alemania hay 80 en marcha, y hay planes para aumentar la oferta hasta una cifra entre 250 y 400 para 2025.

Una oferta de vehículos a hidrógeno que desde BMW indican tendrán lista para cuando los clientes los demanden. De momento admiten que esta demanda no existe por culpa de los elevados costes de los vehículos y la falta de infraestructura. Dos factores que esperan estén mínimamente solucionados en el periodo 2025-2030, que será cuando esperan el despegue de la venta de este tipo de vehículos.

Opinión

Por supuesto sobre el papel el contar con una oferta que cubra todos los sectores parece la estrategia ganadora. El principal problema es que BMW corre el riesgo de abarcar demasiados mercados, pero no lograr ser competitivo en ninguno. Un formato totalmente diferente al que seguirán otros grandes grupos, que apuestan por el coche eléctricos, y en su defecto por los híbridos enchufables, dejando atrás las inversiones en hidrógeno o gas.

Y es que se avecinan años duros para las marcas, que tendrán que priorizar proyectos por el brusco descenso de las ventas. Una visión que de momento desde BMW no contemplan ya que miran a un largo plazo donde el mercado se habrá recuperado, y la tecnología como el hidrógeno habrá logrado bajar de precio hasta situarse a la altura de las baterías. Un escenario donde esperan sacar provecho de su amplia apuesta, pero que les deja algo en desventaja en los próximos años donde puede perder posicionamiento en favor de las marcas que apuesten todo por los eléctricos a batería.

Relacionadas | Conoce todas las alternativas a la gasolina y el diésel: baterías, hidrógeno, biocombustibles, gas natural, aire comprimido, nitrógeno líquido…

13 comentarios en “BMW apuesta por «Power of Choice» para su futuro. Coches gasolina, diésel, híbridos, eléctricos y a hidrógeno”

  1. «Para BMW, la movilidad eléctrica será la mejor opción para el futuro, pero su expansión dependerá en gran medida de una infraestructura de carga que hoy en día todavía está en una fase inicial de despliegue.»
    Serán cara duras, pero si son ello, junto al resto de marcas gaseadoras, los que no quieren invertir una pequeña parte de sus millonarios beneficios en extender esa infraestructura de carga, como está haciendo Tesla.
    Claro, es mejor que el papá estado, la UE, la pague.

    Responder
  2. ¿Hidrógeno?. No gracias, os lo podéis comer con patatas. Para 2025 cuando las celdas de electrolito solido se esten comercializando en EV con autonomías del orden de los 700-800km, el hidrógeno se comera una M como un pino. Ademas recordar que los FCEV a parte de los tanques a 700 bares llevan su correspondiente batería de litio como bufer. Y de las estaciones de hidrógeno mejor ni hablar són muy caras de instalar, su mantenimiento es muy elevado y las medidas de seguridad y aún así ya ha habido accidentes.

    Responder
  3. Han invertido mucho en la tecnología del hidrógeno y la quieren rentabilizar, es poco eficaz y como la paradoja de la tortuga de Zenón , cuando lleguen a la altura de los actuales ve, estos habrán avanzado y así sucesivamente no los alanzarán nunca. Quizá tengan la única salvación de su inversión en el transporte marítimo, con hidrogeneras en los grandes puertos y aprovechando el agua de mar, eso siempre y cuando no aparezcan súper baterías, que junto con grandes paneles fotovoltaicos y aéreo generadores les den un palo. Creo que lo tienen crudo, pero…… !! Todo por salvar la cara de una pésima inversión!!!!!. Saludos

    Responder
  4. Diésel ya no tiene sentido, los gasolina todavía los acepto pero deberían estar obligados a ser todos híbridos con mínimo 50 KM de autonomía para así reducir la contaminación en un 95% de los trayectos y utilizar la gasolina solo para los trayectos largos y así sobrellevar las limitaciones actuales de estaciones de carga y baterías todavía un poco justas.

    Hidrógeno lo dejaría solo para barcos o vehículos pesados y si puede ser generando solo con la sobreproducción de energías renovables que en algunas ocasiones no puede ser almacenada (picos de solar durante el día o eólica por la noche)

    Responder
  5. Sigo convencido del potencial del hidrógeno como vector energético global, más cuando haya un gran superavit en producción de renovables discontinuas, algo que pronostico sucederá en una década en regiones desarrolladas, como Europa, US, o incluso China.
    De ahí la importancia de seguir invirtiendo en I+D también en este campo, si antes llegan baterías milagrosas buenas, bonitas y baratas, bienvenidas sean.
    Salud

    Responder
    • Yo no descarto que el hidrógeno de soluciones importantes pero en los coches creo que es mas erróneo, puede servir para otros fines, por ello si que deberían investigar.

      Y BMW como los grandes grupos pueden vender dicha tecnología a una transporte pesado que es necesario su reconversión

      Responder
  6. Vamos, quiere estirar todo lo que pueda las tecnologías que ya tiene,el hidrógeno solo lo veo para transporte pesado,es más caro, ineficiente y más difícil de extender,las baterías irán por delante en el transporte ligero.

    Responder
  7. El futuro es Rex , y lo sabes.
    Rex gasolina
    Rex gasoil
    Rex hidrógeno
    Rex Rex Rex Rex Rex
    Y el coche del pueblo solo será eléctrico, que es más barato que llevar un motor. Igual que los patimotos sin pedales son más baratos que con pedales.

    Responder

Deja un comentario