Opel revela nuevos datos del Manta GSe ElektroMOD, un clásico de los 70 completamente electrificado | forococheselectricos

Opel revela nuevos datos del Manta GSe ElektroMOD, un clásico de los 70 completamente electrificado


El Opel Manta es, sin lugar a dudas, uno de los clásicos más recordados de la firma del rayo, tanto por su bonita estética como por sus logros deportivos. Este coupé derivado del Ascona se fabricó ininterrumpidamente de 1970 a 1988, año en el que fue sustituido por el también muy querido Calibra, derivado en este caso del más moderno Vectra.

Los modelos de última generación de Opel están rescatando algunas de las claves estéticas de este bonito deportivo; sin ir más lejos, el «Opel Vizor» (una parrilla carenada de plástico transparente que engloba tanto los fatos como el logo de la marca) que a partir de ahora equiparán los vehículos de la compañía está inspirado en el frontal del Manta de primera generación.

Sin embargo, los homenajes al mítico coupé no se han detenido ahí, pues ahora la firma ha presentado el Opel Manta GSe ElektroMOD, un restomod 100% eléctrico que busca actualizar un vehículo ya entrado en años (el término restomod, que procede de la unión de las palabras «restaurado» y «modernizado», se aplica a aquellos vehículos clásicos a los que se añaden elementos actuales, ya sean estéticos o mecánicos).

Opel no se ha limitado a sustituir el antiguo motor de gasolina del Manta por uno eléctrico, sino que lo ha sometido a una profunda renovación estética para darle un aire retro-futurista. Así, el frente está presidido por el nuevo Pixel-Vizor, una evolución del antes mencionado Opel Vizor que permite entre otras cosas proyectar mensajes con los que comunicarse con el entorno.

Manta GSe ElektroMOD

La carrocería por su parte ha sido repintada en amarillo neón. Aunque no se han dado datos técnicos concretos, Opel afirma que gracias a su nueva mecánica eléctrica el Manta se volverá «inmortal», pues ya no dependerá de los repuestos mecánicos de época ni se verá afectado por las restricciones de las grandes ciudades a los vehículos más contaminantes.

El Opel Manta GSe ElektroMOD se presentará por completo el próximo 19 de mayo, fecha en la que se espera que se revelen todas las características técnicas del rejuvenecido coupé, incluyendo la potencia de su motor eléctrico, sus prestaciones, la capacidad de su pack de baterías o la autonomía que será capaz de alcanzar.

Fuente | Opel

Relacionadas | Opel desarrolla un novedoso sistema de sonido artificial para sus coches eléctricos de rally

Compártelo:

7 comentarios en «Opel revela nuevos datos del Manta GSe ElektroMOD, un clásico de los 70 completamente electrificado»

  1. ¿Pero se venderá? O es simplemente un ejercicio de mira, soy capaz de hacer esto en un modelo antiguo… o van a sacar un kit para hacer la conversión?

    Sinceramente me parece muy bien que las marcas enseñen esto pero creo que hay aspectos mas importantes.. pero me alegraré si hacen kits de conversión a modelos Opel y hacen presión para que el retrofit se haga viable.

    Responder
    • ¿A quien interesa que el retrofit sea viable? Unicamente al consumidor final y si me apuras, al taller del barrio que te pueda hacer semejante cambio.

      No interesa a los fabricantes, porque venderán un coche menos, no interesa a los concesionarios, porque financiarán una venta menos, no interesa al gobierno porque cobrarán un impuesto de matriculación menos…

      Una pena.

      Dicho lo cual, soy de la opinión de que dejar un coche original es la mejor opción.

      Responder
  2. Renault ha «prometido» retrofit a eléctrico de sus vehículos, como una línea de negocio más. Así sus talleres estarán homologados, para el retrofit, el taller de barrio no.
    Puede ser una buena linea de negocio, fidelizando sus antiguos usuarios, en vez de arriesgarse a que cambien de marca en eléctrico, con la fiera competencia que va a haber.
    Eso siempre mejor que adquirir un nuevo Wuling Hong, Nosequé.

    Responder
    • Tuve un Opel Kadett. Me encantaba.
      Era suficientemente pequeño como para moverlo bien por ciudad, pero espacioso como para movernos 2 personas y 2 personitas sin mayores sacrificios. Se me hacía estéticamente bonito, ligero y sin apenas electrónica que complicase las cosas… aunque un tanto gastón (MUY GASTÓN) y carecía de cosas básicas de seguridad que hoy día no vas a renunciar (Airbag, ABS, ESP, cinturones con pretensor, cinturones EN LOS ASIENTOS TRASEROS…)
      Era un bastante buen candidato a hacerle un retrofit, por la parte emocional que le tenía.

      Momento de sacar un Excel y dejar la añoranza de un coche de juventud a un lado.

      Empiezas a sumar simplemente los componentes que hacen falta para la conversión básica a algo con unos caballos similares y empiezan a temblarte las piernas porque sabes que «lo gordo» es la batería. Sumas la batería y el precio ya se va. Además, ocupan un montón y el coche no está diseñado para albergarla (Y eso que sacaron el Impuls I), con lo que empieza a no ser factible que sea un coche para 2 personas y 2 personitas…

      Luego está el tema de la homologación, que suma un pico bastante importante. Entiendo que son importantes y que no se puede tener una tabla de planchar con ruedas circulando por las calles alegremente, pero los precios me parecen totalmente fuera de lugar y las pruebas extremadamente estrictas.

      Dicho esto, sale mucho más a cuenta ir a por un Zoe de Km.0 que reciclar un coche de hace 30 años, que nunca te dará la comodidad ni seguridad de uno actual.

      Podría ser un proyecto entretenidísimo para un aficionado el hacerlo en su garaje y aprenderías un montón al hacerlo. Podría quedarte un coche chulísimo con el que sentirte muy orgulloso de haberlo transformado, aunque fuese con un kit tipo Ikea. Podría incluso dar algo más de trabajo a los talleres, si es que estos kits se pudiesen montar en cualquiera y no únicamente en las marcas…

      No creo que pase. Yo nunca lo haría tampoco a un clásico con algo de valor.

      Compraremos Wuling Hong Nosequés a manos llenas.

      Responder
  3. , no creo q comprar un «Wuling Hong no se qué», sea la solución. No todo es blanco o negro y punto.
    Kit de conversión por 5.000 euros, los hay y los habrá aún más baratos. Cierto q la batería es cara pero la tendencia es un precio cada día inferior anterior. Es màs, cada vez hay más kW en menos espacio, sumado a más barato pues yo hecho cuentas y sì me salen…así q su comentario derrotista, no lo comparto. Las cosas, evidentemente no se dan de hoy para mañana, pero tampoco la paciencia es un don compartido en el mundo actual.

    Yo sigo a la espera, mientras tanto le compré a una hippy un Volw MK2 por 500 euros al q solo le he puesto una manguera de radiador, agua destilada y gasolina 95…en 3 años. Si sale un kit de conversión tendrè un clásico, precioso, cómodo, q conozco a la mìnima e infinitamente más barato (convertido y todo) q el ”bulling buy» de las narices, le darè trabajo a mi fiel taller de la esquina y no a un régimen comunista q paga a céntimo la hora, y estoy seguro q será infinitamente más fiable q ese oriental del todo a 100.

    Ademàs, técnicamente no solo la opción enchufable es la alternativa; si la de hidrógeno explota, seguirán las gasolineras suministrando productos y servicios, los motores regirán y expulsarán por el escape agua como el VOLW de la Expo de Hanover donde Schroeder bebía el agua de su tubo de escape, y mucha gente volverá a ver cómo los pajaritos cantan y las nubes se levantan.

    No se dejen caer en el derrotismo, no se dejen influenciar por los orientales y usen el papel y la paciencia como su mejor arma ante las «trampas» empresariales de hoy día.

    Responder
  4. Es un modelo totalmente nuevo con estilo del modelo de los años ’70, como hizo en su momento Ford con el Mustang y más recientemente Nissan con su Fairlady 240Z

    Responder

Deja un comentario