¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El fin de las gasolineras ya está aquí, y este es el motivo

La gran preocupación para la mayoría de las personas que piensan en comprar un coche eléctrico es cómo y dónde van a poder cargarlo. Pero la verdadera pregunta que deberían hacerse es cómo van a repostar su vehículo de gasolina o diésel en el futuro cercano.

Esto se debe a que los coches eléctricos llevarán al negocio de las estaciones de servicio a una espiral de muerte durante las próximas dos décadas, ya que la movilidad eléctrica será la opción principal para todos los propietarios de coches. ¿Por qué? Porque cargar vehículos eléctricos será mucho más sencillo que repostar automóviles de gasolina y diésel.

Desde la BBC, el periodista Justin Rowlatt plantea este hipotético escenario:

«Imagínese que decidimos ir en sentido contrario, reemplazando todo el parque móvil eléctrico por nuevos modelos de combustión. Está redactando la evaluación de riesgos para la apertura de una nueva gasolinera. Quieres cavar una gran cavidad en el suelo en medio de la ciudad, poner algunos tanques y llenarlos con una enorme cantidad de combustible altamente inflamable. Después, propones conectar un surtidor e invitar a miembros del público al azar. Sin ninguna supervisión, lo usarán para transferir grandes cantidades de ese líquido altamente inflamable a su vehículo, le pagarán y se irán. ¿Cree que desde el departamento de Salud y Seguridad le darían luz verde a ese proyecto?»

Gasolinera Shell

Estamos apenas en el comienzo de la revolución eléctrica: solo el 7% de los coches nuevos son eléctricos y constituyen un porcentaje muy bajo de los vehículos que circulan. Pero este cambio se está produciendo de una forma muy rápida. El «boom» que hubo a principios del siglo XX con las gasolineras se producirá de nuevo, pero esta vez en forma de electricidad.

Los usuarios más optimistas de los coches eléctricos ya visualizan un mundo en el que se podrá cargar el coche en cualquier lugar: en casa mientras duerme, mientras trabaja, cuando está de compras o en el cine. Cuando se alcance ese punto, según Erik Fairbairn, el 97% de las recarga se realizarán fuera de lo que sería el equivalente a las gasolineras.

«Imagina que alguien llega y llena tu coche durante la noche, de forma que tengas 300 kilómetros de autonomía disponibles por la mañana. ¿Con qué frecuencia necesitarías algo más?.»

En este nuevo escenario, tan sólo necesitarás una estación de servicio en viajes realmente largos, mientras recarga la batería durante 20 minutos, se toma un café y usa las instalaciones que estén disponibles.

Relacionadas | Adiós al petróleo. Así serán las futuras plataformas verdes que llenarán los océanos (vídeo)

Fuente | BBC News

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame