El primer coche eléctrico de Aston Martin llegará en 2026 para sustituir al DB11

Tobias Moers, director ejecutivo de Aston Martin, confirmó hace unas semanas que la gama del fabricante británico se electrificará paulatinamente durante el próximo lustro. El primer paso de este proceso será el lanzamiento del hiperdeportivo híbrido Valkyrie, que llegará al mercado el próximo mes de septiembre.

Tras él se lanzarán dos superdeportivos de motor central, los Vanquish y Valhalla, que irán un paso más allá y apostarán sendas mecánicas híbridas enchufables. El SUV DBX no se quedará atrás, pues dentro de un par de años también recibirá una variante PHEV que le permitirá mantenerse competitivo frente a la llegada de nuevos rivales.

Al igual que su familia de superdeportivos/hiperdeportivos de motor central estará formada por tres integrantes (Vanquish, Valhalla y Valkyrie), Aston Martin contará con tres gran turismos de corte clásico: los Vantage, DB11 y DBS. Será precisamente esta gama la primera en completar su transición a la tecnología cero emisiones, pues los tres serán sustituidos por modelos 100% eléctricos.

«La sucesión de nuestros deportivos tradicionales tiene que ser totalmente eléctrica, sin duda». De acuerdo con las últimas informaciones, el primer deportivo eléctrico de la firma inglesa llegará en 2026 con el objetivo de sustituir al actual DB11«Tradicionalmente hemos apostado por [las carrocerías] de dos puertas, por lo que tendremos un sucesor para el DB11 o algo así».

Los primeros Aston Martin en electrificarse serán los Vantage, DB11 y DBS

«Es obvio que tenemos que tener deportivos de próxima generación puramente eléctricos. Eso está claro. Tiene sentido. Vendemos sueños y cuando vendes sueños, tienes que considerar las necesidades del cliente. No necesitas nuestros automóviles para conducir de A a B. Debe ser una interpretación de un propulsor eléctrico al estilo Aston Martin».

En paralelo, Moers está organizando un equipo de ingeniería especializado en vehículos eléctricos para reducir la dependencia de Aston Martin del suministro de componentes de terceras empresas como Mercedes-AMG o Rimac. El desarrollo de competencias internas es un aspecto verdaderamente importante para el ejecutivo.

Moers estima que, de cara al año 2030, la mitad de la oferta de Aston Martin estará integrada por modelos 100% eléctricos; sin embargo, la compañía seguirá ofreciendo motores térmicos el mayor tiempo posible, apostando por los híbridos enchufables en aquellos mercados en los que sea necesario. «Somos flexibles y podemos ajustarnos a la demanda. Todavía hay compradores que quieren un automóvil deportivo de motor central con un propulsor de combustión interna».

Fuente | MotorTrend

Relacionadas | Llega el Aston Martin Valhalla. Un híbrido enchufable con 950 CV de potencia y tecnología de la F1

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame