Akio Toyoda, presidente de Toyota y la JAMA, teme la apuesta al 100% a los coches eléctricos en Japón | forococheselectricos

Akio Toyoda, presidente de Toyota y la JAMA, teme la apuesta al 100% a los coches eléctricos en Japón


Muchos en la industria del automóvil se preguntan si se debe llegar hacia el coche eléctrico y la movilidad sin emisiones de carbono a toda costa, o si hay que tener un ritmo más realista. Representando a esas últimas voces hay escépticos como el bisnieto del fundador de Toyota, Akio Toyoda, que además representa a la industria japonesa del automóvil, la JAMA.

En una reunión reciente de esta organización, el presidente Toyoda dijo algunas cosas con las que mucha gente puede estar de acuerdo. Respecto a Japón, no se pueden aplicar las normas que se han hecho en Europa, y menos como un copia y pega, ya que la realidad del país asiático es un poco diferente. Japón produce unos 10 millones de vehículos al año, de los cuales la mitad se exportan.

Si los políticos japoneses convierten el motor de combustión interna en el enemigo a derrotar -y no las emisiones de carbono- pueden pasar dos cosas, la primera es que se pierda producción doméstica y haya que sacarla de Japón a fábricas de otros países. La segunda es que la producción cesante no se externalice, y simplemente se pierda producción y, lo que es más importante, empleos. Y ya ha avisado de esto antes.

La gama de híbridos de Toyota ha tenido un éxito comercial que ningún otro fabricante ha podido imitar, en términos globales

Unos 5,5 millones de personas dependen del automóvil en Japón. Aunque en este país las ventas de coches electrificados son importantes, como el 40%, solo una mínima fracción corresponde a eléctricos puros o híbridos enchufables. Japón es un mercado fuertemente hibridado, de la misma forma que es alérgico a los motores diésel. Es una de sus particularidades.

Akio Toyoda teme que no se esté haciendo la transición a la electromovilidad de forma realista, sino imponiendo objetivos que no tienen en cuenta lo que la industria puede hacer o lo que la gente realmente quiere. Aunque los motores eléctricos son el futuro, y eso nadie lo discute, el matiz está en cómo se llega a ese punto. Bajo la batuta de este señor, Toyota llegó a la cúspide de sus éxitos como fabricante en números y prestigio.

Leyendo a Toyoda entre líneas, diríase que apuesta por los combustibles sintéticos o el hidrógeno para seguir alimentando a los motores de combustión interna. Si hablamos de los sustitutos de la gasolina y derivados petrolíferos, como su origen es renovable, habría una importante reducción de gases de efecto invernadero. Y si hablamos de hidrógeno metido en cilindros, solo hay unas pequeñas emisiones al quemar aceite (muy poco) y vapor de agua. Nada más.

Toyota experimenta desde hace tiempo con los eléctricos, pero siempre ha creído más en los híbridos como una solución universal

Tal y como dijo, el enemigo no es el motor de combustión interna (y todos los que dependen de él), sino el dióxido de carbono, y hay formas de luchar contra él además de electrificar todo. Dio este dato, y es para pensar, los 18,1 millones de híbridos que se han vendido desde 1997 por este fabricante han tenido un impacto reductor en emisiones comparable al de haber vendido 5,5 millones de coches eléctricos.

Ningún fabricante puede presumir de haber puesto en la calle tal cantidad de coches eléctricos, ni sumando todos los fabricados desde el primer día de su existencia. Las previsiones de la JAMA apuntan a que en 2030 se seguirán produciendo en Japón unos 8 millones de híbridos al año, sean del tipo que sean, y seguirán necesitando motores de combustión interna. En Japón están cerrando cargadores de coches eléctricos porque nadie los usa o no son rentables.

Pero mientras Toyota, la JAMA, y la empresa que dirige piensan así, en Europa se está apostando todo a los eléctricos, especialmente los que tienen baterías, anunciando que dejarán de invertir en motores de combustión interna. En la década siguiente los lanzamientos comerciales que aún tengan un tubo de escape serán muy pocos ya, porque en 2035 no se podrá matricular ni uno.

Vídeo de la presentación del Toyota Mirai de primera generación (2014)

Toyoda sabe que en 2050 hay que alcanzar la neutralidad carbónica, es decir, todas las emisiones que se hagan tienen que estar compensadas, para que el neto emitido sea cero. No discute el fin, discute los medios. Habrá quien piense que Toyota puede acabar como Kodak, Nokia o Pan Am, un dinosaurio que se resiste a adaptarse. Otros, en cambio, pensarán que lo que dice Toyoda tiene sentido, ¿cómo llegar al escenario de 2050, de cualquier forma, o siendo realistas?

Al menos la visión de Toyota es llegar al 2050 por varios frentes, según lo más adecuado para cliente y vehículo: combustibles alternativos para motores de combustión interna, híbridos como solución accesible y universal, eléctricos para los más urbanitas, y pila de combustible de hidrógeno para quienes necesiten algo más versátil. Incluso hay accionistas de Toyota que no ven esto nada claro. La apuesta de Toyota por los eléctricos no es total y ha empezado tarde, pero está en ello. ¿Esta es una forma de ganar tiempo?

Compártelo:

19 comentarios en «Akio Toyoda, presidente de Toyota y la JAMA, teme la apuesta al 100% a los coches eléctricos en Japón»

  1. Mi opinión, es que este hombre, siendo bastante mas inteligente que yo, se ha encabezonado con el No al coche eléctrico.

    Si dijéramos que es que no tienen recursos para el cambio, tendría un pase lo que dice.
    Pero, si hay un fabricante de coches que puede hacer la transición sin problemas de dinero, esa es Toyota.
    Es una cabezonada que va a llevar a Toyota y posiblemente a Japón al retraso.
    Y que si fuera al contrario, vendría muy bien a la movilidad eléctrica, pues Japón sabe hacer coches.

    La obsesión al No, puede llevar a la ignorancia.
    Lo que no sabe este hombre y todos los que le siguen, es que el coche eléctrico, no es simplemente un medio de transporte.
    El coche eléctrico, va a transformar la producción y el consumo de energía eléctrica en el futuro.
    El coche eléctrico terminara siendo una pequeña parte del cambio.

    Para comprender este concepto nuevo de transporte y energía, hay que olvidarse de como ha sido la movilidad hasta ahora.

    Antes el transporte iba por su lado y la producción de energía por otro.
    En el futuro, (no se cuando), el transporte y la energía serán un solo concepto.

    Que yo sepa Japón, paga una buena factura para poder tener electricidad.
    Japón es un país con suficiente tecnología y una gran industria como para hacer el cambio sin necesitar a nadie.
    Pero, creo que les esta pasando como ha nosotros, (les veo anclados en el NO se puede).
    Esto les puede llevar a quedarse rezagados e incluso a quedarse los últimos.

    Tienen a los chinos al lado, y No ven tantos problemas a la movilidad eléctrica.

    Lo peor que le puede pasar a un país, es tener una elite acomodada que no deje avanzar a nadie.
    Muy peligroso, ya os lo digo yo.

    Responder
    • muchas veces los españoles nos fustigamos porque solo vemos lo malo de nuestro carácter, que mucho malo hay, pero los japoneses también tienen lo suyo: son obstinados hasta la saciedad y también son bastante inmovilistas para muchas cosas.

      Toyota ha decidido no poner todos los huevos en la misma cesta, sigue erre que erre destinando recursos al H2 y apenas está empezando muy tímidamente con el VE, mientras VW va clara y decididamente a por el eléctrico.

      VW ha quemado sus naves mientras Toyota intenta nadar y guardar la ropa…en esta carrera veo un ganador a medio plazo y no es el caballo japonés.

      Responder
    • Tu argumentación pincha en el primer párrafo.

      Toyota no ha dicho «no» al coche eléctrico.

      Toyota ha dicho «no» a apostar todo a la misma casilla, tendrá una gama completa de coches eléctricos, pero no es lo único que ve como viable para sus clientes.

      Responder
  2. Vaya «guasa tiene el gachó», este es de los que quiere morir matando.

    Flaco favor le está haciendo a Toyota y a la industria del automóvil en Japón, cuando los chinos compren Toyota, se tirarán de los pelos. (Avisados están).

    O sea que los coches autortcargables y estafa-híbridos van a conseguir emisiones neutras, ja,ja lo que hay que leer.

    Al final ya están avisando que van a hacer llevarse la producción de Japón a África y Oriente Medio donde no les ponen pegas.

    Al menos VW echó a su presidente y puso a uno con visión de futuro, pero estos japoneses con su obcecación, van a hundir su industria.

    Responder
  3. No sé qué mercado tendrá actualmente Toyota en Europa pero cuando se le empiecen a cerrar las puertas a sus vehículos será demasiado tarde para dar el giro de 180º

    Responder
  4. Bueno en realidad la marca tradicional que más apuesta por el ve, es decir el grupo VAG, tiene como objetivo para el 2024 fabricar el 10 % de eléctricos, muy ambiciosos tampoco me parecen.

    Responder
    • Pero tiene planes para acabar con los térmicos en el 2030, creo que dentro de los grandes fabricantes es el que más está apostando por los eléctricos, de hecho a apostado el 100% por ellos.

      Muchas veces he criticado a VW, pero en esto creo que es un actor avanzado y que marca el camino para el resto.

      Responder
  5. De todas maneras, hay que entender que el mercado japonés es muy diferente, en Japón la dependencia eléctrica con las centrales nucleares es muy grande, cuando tuvieron el accidente vieron que en tema de energía pues no estaban muy finos, por ello apostaron por el hidrógeno como vector por ello Toyota intenta extender ese modelo en Europa.

    Ahora en Europa, tenemos muchas marcas que son los que dominan el motor diesel, por eso estos, en referencia a Mercedes esta cambiando su estrategia porque es mas factible la electricidad que el hidrógeno pero tampoco lo va a descartar.

    Digamos en Europa, serán BEV y con presencia FCEV, mientras que en japón es a la inversa.

    Responder
    • Pues, si ya está costando que lleguen coches de baterías asequibles, no sé cuándo van a tener kei cars de hidrógeno a un precio razonable…

      Responder
      • Posiblemente, nunca.

        En todo caso, eléctricos. Las pilas de combustible de hidrógeno son muy caras y son vehículos poco aptos para meter depósitos grandes, a menos que alcancen presiones brutales para comprimir más el hidrógeno.

        Responder
  6. Los super cargadores están quebrando .
    Los coches eléctricos están quebrando .
    Los coches de hidrógeno están que lo petan.
    Las hidrogeneras lo están petando.
    Este señor está vendido o es poco listo.

    Responder
  7. Qué le costará a Toyota presentar diez prototipos de BEV y otros diez de H2 …??!!!, será por recursos y conocimientos…
    Aunque, efectivamente los japoneses tienen sus propios estándares, y quizá con tanta hibridación que tienen (no olvidemos los exitosos e-REVs), no quieren dar el paso todavía.

    Responder
  8. Esta claro. Van a morir todos los japoneses. Incluído Nissan con la cosa esa que llaman LEAF.

    Van hacia el precipicio, cada vez está más claro.

    Responder
  9. Tranquilo Toyoda, no importa si te cierras a vender en tu pais y nada mas que tan vital no es tu compañia par el mundo como crees. Y te falto ganas de vender tus coche a hidrogeno como para imponérnoslo en todo el mundo. Enfoca los esfuerzos en electrificar por ese medio los vehículos de carga y haber si al menos monopolizas ese sector.

    Responder

Deja un comentario