La industria automotriz se parte en dos por culpa del coche eléctrico | forococheselectricos

La industria automotriz se parte en dos por culpa del coche eléctrico


El destino de una de las industrias más importantes a nivel mundial de la que dependen millones de puestos de trabajo y que se han convertido en pilares básicos de muchas economías nacionales, está viviendo un momento clave que determinará su futuro.

La industria automotriz está sufriendo en sus carnes la irrupción del coche eléctrico. El cambio de tecnología ha pillado a contrapié a muchas marcas, al tiempo que los gobiernos e instituciones a nivel mundial ponen en jaque un modelo basado en el motor de combustión interna, que ha funcionado durante más de 100 años.

Las decisiones que se tomen hoy desde los diferentes centros de poder de estos gigantes industriales, dictaminarán el futuro de muchas compañías como nunca antes había ocurrido.

Hasta que el coche eléctrico no se ha hecho real y ha demostrado que es capaz de sustituir a los automóviles dotados del viejo motor de combustión interna, culpable de una porcentual muy importante de las emisiones durante décadas, la industria se ha resistido a dar el salto a la nueva movilidad.

Elon Musk ofreció a Herbert Diess, director ejecutivo de Volkswagen, ser el CEO de Tesla

Hace tan sólo diez años era difícil ver tanta divergencia entre los grandes jefes al timón de los grandes del automóvil mundial.

La política del Grupo Volkswagen, que ha «cabreado» al lobby ACEA por su apoyo a la prohibición europea de vender coches térmicos en 2035, difiere por completo de las intenciones de Toyota, que sigue negando la relevancia del coche eléctrico, mientras que su competidor directo germano quiere superar a Tesla como líder mundial en ventas de coches eléctricos para 2025.

Volkswagen vs Toyota

Cuando dos grandes de la industria mundial como Volkswagen y Toyota difieren tanto en sus políticas de mercado y puntos de vista sobre la movilidad, quiere decir que algo no está terminando de funcionar en el corazón de la industria automotriz.

Por si esto fuera poco, la llegada de startups y nuevos jugadores llegados desde los sectores tecnológicos ponen en peligro la status quo de los grandes fabricantes tradicionales. El ejemplo de Tesla pone de manifiesto el cambio de ciclo que vive la industria.

Una startup sin historia a sus espaldas como constructor de coches es hoy en día la firma de automóviles con mayor cotización bursátil de toda la industria, que acumula un crecimiento de cuota de mercado que comienza a preocupar a los grandes de un tiempo.

Ver como Tesla, con precios lejos del alcance del ciudadano medio tienen vendida toda su producción del Model Y en Estados Unidos y marca tendencia en China, es sólo la cabeza de un iceberg que esconde a interesantes aspirantes como la china XPeng, con su nuevo P5 de 20.900 euros, NIO, Rimac, Lucid Motors, Rivian y un sin fin de marcas sin pedigree que emergen y roban cuota de mercado a la vieja industria.

Industria de contrastes

akido toyoda prius
Toyota confirma que lanzará 10 coches eléctricos a partir de 2020

Mientras Volkswagen con Herbert Diess a la cabeza lucha y sueña por ser la Tesla de la vieja guardia, desde Toyota se sigue poniendo en duda el futuro eléctrico con anuncios apocalípticos por parte de sus directivos.

Los ejecutivos de Toyota han lanzado repetidamente malos augurios sobre el futuro del coche eléctrico con el presidente de Toyota, Akio Toyoda a la cabeza. El controvertido directivo ha afirmando recientemente que los coches eléctricos están sobrevalorados.

Esta disidencia dentro de la industria no pasa desapercibida para los expertos. Un informe reciente de la Agencia Internacional de Energía demuestra las diferencias entre Toyota y la mayoría de los otros fabricantes de automóviles importantes.

Mientras que el grupo Daimler (dueño de Mercedes) planea que el 50% de sus ventas sean eléctricas para 2030. General Motors por su parte anuncia que se pasa al eléctrico puro para 2035. Por su parte Toyota, el mayor fabricante de automóviles del mundo por vehículos producidos, tiene como objetivo sólo 1 millón de ventas anuales para 2030.

Una transición excesivamente conservadora y lenta, puede representar un riesgo que provoque consecuencias desastrosas para ciertas compañías y la industria en su conjunto.

Esto no quiere decir que una transición excesivamente rápida esté exenta de riesgos, circunstancia que las nuevas empresas recién llegadas al mercado pueden obviar.

La industria automotriz tradicional se enfrenta al mayor reto de toda su historia y el tiempo dirá que opción será la ganadora. Como en el caso de dos referentes del sector como Volkswagen y Toyota.

¿Cuál de los dos grupos sobrevivirá y saldrá victorioso en un mundo donde hasta las grandes tecnológicas quieren ser protagonistas?

Relacionadas

Compártelo:

19 comentarios en «La industria automotriz se parte en dos por culpa del coche eléctrico»

  1. Toyota está cociendo algo a fuego lento que será disruptivo con todo lo conocido. Están manejando los tiempos como ellos quieren, que nadie le de por muerto antes de empezar la guerra.
    Toyota no es Nokia.
    En un par de años todo estará mas claro y no se le hará tarde tiene capacidad para producir muchos coches al año

    Responder
    • Ojalá sea así. Veo muy difícil que Toyota vaya a caer, los directivos no pueden ser tan obtusos como Toyoda aparenta.
      De todas formas, si cayera Toyota, otras ocuparán su lugar. La caída de Toyota no va a significar que la gente deje de comprar coches. En lugar de Toyota, comprarán coches de otros fabricantes. Pero repito, no creo que vaya a pasar.

      Responder
    • Sigue soñando, los japoneses son «tercos» y solamente cambian por obligación, Toyota va a vivir un par de décadas más de los térmicos, pero como no empiece a investigar con los eléctricos al final desaparecerá.

      Los sueños húmedos del hidrógeno no van a llegar a ningún lado.

      Responder
      • En Europa no pueden vivir 2 décadas de los térmicos, por la normativa. En otros mercados es posible que aguanten más que aquí, pero si no pasa nada, mucho antes de 2 décadas los vehículos térmicos no tendrán sentido económico.
        Otra cosa es lo que tarden en llegar a los países en desarrollo los coches y, sobre todo, las estaciones de carga.

        Responder
      • No puedo estar más de acuerdo con tu frase sobre sueños húmedos del hidrógeno. Las petroleras y eléctricas quieren montar su chiringuito en torno a él para que no podamos producir nuestro hidrógeno en casa como si podemos hacer con el eléctrico. Hasta las empresas químicas quieren meterle mano. Están sobrevalorado sus opciones y espero y deseo que tenga su hueco realista.

        Responder
    • Toyota estaba cociendo el hidrógeno y se lo esta comiendo con patatas, ahora está cociendo las baterías de electrolito sólido y ya veremos en qué quedan. Toyota juega a la carrera de la liebre y la tortuga, ellos se creen la liebre que puede dar toda la ventaja que quiera a la tortuga y cuando quieran reaccinar la tortuga sobre vehículo eléctrico les habrá dejado a años de distancia. VW se ha dado cuenta a tiempo y pone todo su esfuerzo en recuperar los años perdidos no solo sobre Tesla sino lo que es muchísimo más importante, sobre las empresas chinas, una parte del mercado ya no lo van a recuperar nunca, la otra parte es la que está en juego.

      Responder
      • Si logran meter hidrógeno en una batería ya lo tendrían xD obviamente es broma, hace años que se estaría investigando por otros lares de ser viable, lo que sí harán es seguir con la combustión como si los eléctricos no fueran con ellos y al final presentar una gama completa de un día para otro, tienen capacidad para hacerlo, cualquier otra opción sería una locura, lo que sí puede es que mientras tanto lancen algunos híbridos que sí sean apetecibles por autonomía eléctrica, aunque para muchos es tarde incluso para eso, pero yo creo que aún tienen hueco.

        Responder
    • Toyota no es Nokia.
      Toyota es Microsoft. Y Akio Toyoda es Balmer.

      Los que se acerquen a Toyota, y sigan su estrategia de negar el coche eléctrico, se están suicidando.

      Toyota es demasiado grande y rentable como para caer. Seguirá viviendo del éxito de hace 20-30 años mientras Akio Toyoda pierde una oportunidad de oro.

      Toyota no está calculando los tiempos. Simplemente no hace nada y vive de rentas.

      Cuando echen a Akio Toyoda, Toyota volverá a crecer. Si no es muy tarde.

      Responder
  2. Siempre ha pasado lo mismo, surge una nueva tecnología y los viejos que no quieren cambiar su sistema son sustituidos.Las startups están haciendo daño pues su forma de producir, diseñar, fabricar etc.. es diferente y encima se suma el cambio climático con lo que los gobiernos no pueden mirar para otro lado quien no se reconvierta desaparecerá.

    Responder
  3. Pasará, que unas empresas suplantarán a otras.

    La clave está en las baterías.
    Aunque hay también factores que incidirán en la continuación de algunas empresas.

    Yo creo que las empresas japonesas en general, están siendo muy cabezonas.
    Y eso les va a costar caro.

    Una pena para ellas y para el desarrollo de la movilidad eléctrica en general.
    No es igual que todos investiguen, fabriquen, y hagan el cambio, y lo hagan todos a la vez.
    Que haya unos pocos que se queden descolgados, esperando que los demás hagan el trabajo.

    Lo digo, porque de eso, los españoles sabemos bastante.
    Y precisamente no nos ha ido muy bien.

    Yo, no tengo la menor duda de que los que apuesten por la electrificación, saldrán mas fuertes.
    Incluso más fuertes que lo que estén ahora.

    Una empresa que fabrique unos coches que lleguen a tener mas de 800 kms de autonomía, y sean vehículos fiables, será un fabricante que venderá muchos coches.

    Esa es la clave, autonomía, red suficiente y fiabilidad.
    Que den a las personas un coche con el que poder moverse sin ningún problema, que lo demás llegará por añadidura.

    Responder
    • Lo siento por los que crean que Toyota está contemporizando y que dará la campanada llegado el momento porque no va a ser así, los avances tecnológicos no suceden de la noche a la mañana sino que son una sucesión de pequeños cambios que una vez sumados producen el gran cambio. A las baterías en estado sólido aún les queda un gran desarrollo por delante hasta ser comerciales y aún más todavía hasta ser económicas así que no tiene sentido apostarlo todo a pasar del HEV al VEB sólido.
      la cabezonería de los japoneses es legendaria, Honda, Mazda, Suzuki, Subaru, Toyota,…van a contrapié y el golpe va a ser grande para todos ellos porque solo van sacando modelos de compromiso mientras que VAG está creando las bases de su dominio del VEB.

      Responder
  4. Sabéis en que piensa Toyota??? En Asía, Afica, latinoamerica… sitios donde no tienen conciencia ecológica ni planes para la movilidad eléctrica.

    Responder
    • ¡¡¡ MUY CIERTO !!! Esos son los verdaderos mercados emergentes de la automoción, no Europa cuyo mercado está saturado y la demanda decrece por estilo de vida y poder adquisitivo.

      Responder
  5. Ya se verá el rumbo de Toyota, dicen que si baterías en estado sólido pero por detrás apuestan con byd por lifepo, con Cat y lg por las 4680 , mientras siguen con las prismáticas, que pueden decir lo que quieran pero tontos no son.
    Si analizas el único país que dio un cambio total, como Noruega, por las razones que cada uno quiera dar, primero los híbridos e híbridos enchufables actuaron como transición, y después cayeron los híbridos a niveles residuales , luego los phev, para quedar ganadores los eléctricos puros, y en ese juego Toyota aún espera subir ventas, pero al final se verán obligados a meter enchufables y finalmente eléctricos si no queda otro remedio. El hidrógeno y los sueños húmedos para otro día, cuando escuchen a los técnicos como dice el veo de vag

    Responder
  6. Con el cambio vendran nuevas empresas, muchas chinas, mientras otras perderan cuota como Toyota por no querer ver los cambios que vienen.

    Responder
  7. Toyota no es una marca solamente, es un conglomerado de empresas con una división del motor.

    Vale, si están empeñados con el hidrógeno pero es entendible porque en Japón si hay un problema y el hidrógeno soluciona esa parte pero lo interesante es que se aprovecha de otra división para la realización del hidrógeno incluso con el suministro que tampoco es barato

    El problema para Toyota es el salto a otros mercados donde la madurez de producción del hidrógeno está muy embrionario por lo que intenta vender la tecnología de producción a estos mercados pero ha tenido un pequeño problema y es la producción de hidrógeno verde el cual implica otros tiempos

    Responder
  8. Toyota tiene más tecnología que todos los demás juntos excluyendo a Honda, si Toyota quiere harán baterías con tecnología de verdad y sino quiere por mucho que Alemania se empeñe en vivir de Europa y sus fábricas de baterías. Se hundirá vw y los demás, en 5 años vw, BMW, etc etc están cerrando fábricas, porque con la obligatoriedad de lo eléctrico solo se venderán chinos, el final de Europa lo va a llevar a cabo Alemania y todo por no perder su chollo de vender chatarras, el alemán es el ser más despreciable del mundo,

    Responder

Deja un comentario