Evergrande podría vender NEVS, el fabricante de coches eléctricos poseedor de los activos de Saab

Continúan los problemas para Evergrande: el mayor grupo inmobiliario chino, que debe hacer frente a una deuda valorada en más de 300.000 millones de dólares, está en conversaciones con empresas de capital de riesgo y socios industriales de Estados Unidos y Europa para desprenderse de su unidad de vehículos eléctricos sueca.

La venta incluiría la empresa NEVS (National Electric Vehicle Sweden), poseedora de los activos de la mítica firma sueca Saab (recordemos que en 2014 sus problemas de liquidez hicieron que perdiera los derechos de dicha denominación comercial, cuyo uso fue vetado en 2016 por Saab AB, la antigua división aeronáutica del fabricante escandinavo).

De acuerdo con el director ejecutivo de NEVS, Stefan Tilk, la empresa todavía tiene fondos para «durar un buen tiempo»; además, aparentemente varios inversores habrían mostrado interés en ella. De acuerdo con algunos expertos, esta unidad podría estar valorada en alrededor de 1.000 millones de dólares, una minucia en comparación con la deuda de su matriz.

«Estamos dialogando tanto con fondos de capital de riesgo como con empresas que tienen la misma idea y dirección que nosotros y quieren entrar en este negocio. Así que son socios industriales y capitalistas de riesgo«. Sin embargo, por el momento Tilk no ha querido dar detalles acerca de estos potenciales nuevos socios de NEVS.

NEVS podría estar valorada en unos 1.000 millones de dólares

Tilk no descarta que Evergrande se recupere de su fuerte crisis y decida mantener sus operaciones en el viejo continente. «Si Evergrande puede continuar con sus operaciones, lo que esperan hacer, estarán interesados ​​en tener presencia en Europa, con infraestructuras como una planta, instalaciones de pruebas, laboratorios. Y eso lo tenemos».

Esta esperanza podría estar motivada por la reciente decisión de Evergrande New Energy Auto, la división de vehículos eléctricos de la inmobiliaria en la que está englobada la rama sueca, de comenzar en 2022 la producción en masa de coches eléctricos en China. Dichos automóviles se venderán bajo la marca Hengchi.

Recordemos que Evergrande, en un intento por diversificarse, ha ido adquiriendo en los últimos años participaciones en empresas como Koenigsegg, Sono, Hofer o NEVS para conseguir la tecnología necesaria para introducirse en el competido mercado automovilístico internacional, una estrategia que podría dar sus primeros frutos el año que viene.

Fuente | Automotive News Europe

Relacionadas | El primer prototipo del SUV eléctrico de NEVS (SAAB) es pillado de pruebas

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame