MINI anuncia una sorpresa para octubre: ¿el radical John Cooper Works GPE eléctrico?

MINI acaba de anunciar por sorpresa que presentará un nuevo modelo a lo largo del mes de octubre. En el adelanto compartido por la marca solo se puede ver el frontal en vista aérea de un MINI Hatch con una toma de aire en el capó (lo que significa que estamos ante un Cooper S o un John Cooper Works) y unos faros con cerco negro en lugar de cromado.

Algunos rumores señalan que podría tratarse de la presentación del MINI John Cooper Works GPE, un radical hot hatch 100% eléctrico que la firma británica lleva ya un tiempo testando bajo un denso camuflaje en circuitos como Nürburgring. Este vehículo se convertirá en la segunda propuesta cero emisiones de la compañía tras el MINI Cooper SE.

Como los lectores recordarán, este último modelo dispone de una batería de 32,6 kWh de capacidad, gracias a la cual homologa una autonomía de 234 km WLTP. Puede cargar a un máximo de 50 kW de potencia en corriente continua (0-80% en 35 minutos), mientras que su motor eléctrico de 184 CV (135 kW) y 270 Nm le permite hacer el 0 a 100 km/h en 7,3 segundos, alcanzando una velocidad punta de 150 km/h.

Al igual que el Cooper SE viene a ser una suerte de versión eléctrica del Cooper S, el John Cooper Works GPE derivará del John Cooper Works GP, la variante más radical de la gama MINI Hatch. Aunque todavía es pronto para asegurarlo, es de esperar que el nuevo GPE tenga un pack de baterías más capaz que el SE.

El JCW GPE se convertirá en el segundo MINI eléctrico tras el Cooper SE

En las diferentes fotos espía que se han podido tomar del vehículo se puede observar que su estética final será resultado de mezclar los rasgos del MINI Cooper SE (parrilla carenada, carrocería algo más alta, ausencia de salida de escape…) con los del MINI John Cooper Works GP (paragolpes y aletines específicos, un enorme alerón, difusor…).

Dado que el radical GP alcanzaba una potencia máxima de 306 CV, es muy probable que el GPE iguale o supere dicha cifra. Algo similar ocurrirá con el precio: el modelo térmico costaba más de 45.000 euros (era un vehículo de tirada muy limitada), por lo que posiblemente el eléctrico se mueva en una horquilla de precios similar.

Por otro lado, cabe la posibilidad de que junto con el John Cooper Works GPE también se lance una variante menos radical, desprovista del salvaje kit estético de su hermano mayor. Este modelo, que podría llamarse John Cooper Works E, mantendría inalterada la mecánica del GPE, pero tendría una puesta a punto menos orientada al circuito.

Fuente | Caradisiac

Relacionadas | El renovado MINI Cooper SE ya tiene precio en España: desde 34.200 euros

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame