Tesla distribuye la beta 10.3 de FSD de nuevo, tras un primer intento fallido el pasado viernes

Continúa el despliegue de la beta 10 de Tesla FSD, el sistema de conducción semiautónoma nivel 2 de la compañía americana. De momento solo lo están probando conductores con la máxima bonificación en conducción segura, es decir, un safety score de 100/100 y 99/100. La beta 10.3 se lanzó inicialmente el viernes 22, pero hubo que recular en cuestión de horas.

Como suele pasar cuando se utiliza algo en fase beta, está incompleto y puede haber errores de diseño, especialmente si el equipo de calidad no es capaz de hacer todas las pruebas. Fue precisamente lo que ocurrió, la beta 10.3 fallaba en giros a la izquierda en intersecciones reguladas por semáforo.

Elon Musk anunció por Twitter que se detectaron problemas en la beta 10.3 durante el sábado, así que se hizo un rollback, desactualizar a la versión previa -10.2- a la espera de una solución. Musk recordó lo evidente, que es una beta, y que los probadores voluntarios complementan la labor de calidad interna, que no puede recrear cualquier escenario.

El despliegue de la beta 10.3 se reanudó ayer mismo como versión 10.3.1. En la era de la inmediatez resulta sencillo contar con testimonios de probadores que ya han rodado con la nueva beta, así que os dejamos con un vídeo de Dirty Tesla rodando por el Estado de Michigan con tiempo lluvioso.

Una de las novedades de la versión 10.3.1 es la de poder personalizar el conductor ciertos comportamientos de la inteligencia artificial. En el registro de cambios se detalla la mejora del procesamiento de algunas situaciones, como la detección de luces vehiculares (intermitentes, freno…) o la estimación de trayectoria de ciertos «objetos».

El equipo de calidad ha añadido varios vídeos para el «entrenamiento» de la IA, es decir, cuando se vuelva a ver sometida a situaciones similares, reaccionará mejor. También se ha mejorado levemente la agilidad en la conducción, si las condiciones permiten hacerlo de forma segura. El vehículo tiende menos a avanzar de forma insegura, por ejemplo en la cercanía de peatones.

El despliegue de siguientes versiones se irá ampliando a conductores con puntuaciones un poco más bajas, pero dentro del terreno del sobresaliente alto, para mantener el programa beta en buenas manos.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame