Las Peugeot e-Expert Hydrogen y Citroën ë-Jumpy Hydrogen de pila de combustible ya salen de fábrica

El año 2022 va a ser uno de los primeros con una disponibilidad comercial de varios modelos industriales ligeros con pila de combustible de hidrógeno. Sobre las versiones eléctricas en las que se basan tienen una ventaja en autonomía, no así en precio. Esta vez os hablamos del inicio de producción de Peugeot e-Expert Hydrogen y su homóloga Citroën ë-Jumpy Hydrogen, justo después de haberse anunciado la producción de Vivaro-e a hidrógeno.

Estos modelos salen del mismo sitio, la fábrica de Valenciennes (Francia), que antes se llamaba Sevel Nord. Allí se fabrican las furgonetas de Stellantis de plataforma eK0, como Citroën Jumpy, Opel Vivaro, Peugeot Expert, Toyota Proace y Fiat Scudo, además de las versiones británicas, Citroën Dispatch y Vauxhall Vivaro. También se fabrican allí las versiones eléctricas, y parte de las versiones de hidrógeno también. La transformación se termina en Rüsselsheim (Alemania).

El inicio de producción de Opel Vivaro a hidrógeno fue el 9 de diciembre, la Peugeot y la Citroën comenzaron el día 13, anteayer. El primer cliente de e-Expert a hidrógeno será WATEA by Michelin, una subdivisión del fabricante de neumáticos para proporcionar soluciones de movilidad. Por su parte, la primera ë-Jumpy Hydrogen trabajará para Grupo Suez en Francia. Estas furgonetas medias son las únicas de su categoría que pueden ser diésel, eléctricas o de hidrógeno.

No hay cambios en las características técnicas. Se ofrecen también con carrocerías corta y larga, con una capacidad máxima de 6,1 m3 de volumen, 1.000 kg de carga y 1.000 kg de masa remolcable. Pueden circular hasta a 130 km/h, sus baterías de 10,5 kWh son recargables mediante enchufe, y su pila de combustible de 45 kW proporciona una autonomía de 400 km en ciclo WLTP. El hidrógeno se almacena a 700 bares de presión y pueden repostar en apenas 3 minutos.

Stellantis sigue colaborando con distintos actores de la industria europea para levantar el ecosistema del hidrógeno, que incluye su producción, transporte, venta en estaciones de servicio y obviamente disponibilidad de vehículos. Las flotas comerciales son más propensas a probar cosas nuevas, sobre todo si hay ayudas de por medio, y si prefieren no depender de las versiones enchufables y pasan de motorizaciones diésel.

La Alianza Europea del Hidrógeno Limpio (ECH2A) está invirtiendo unos 60.000 millones de euros para que el hidrógeno sea una realidad en nuestro continente. Su despliegue va a ir muy por el de la electromovilidad de enchufes, pero sigue siendo una solución que cada vez más empresas quieren explorar en el continente. Stellantis es uno de los principales fabricantes de vehículos industriales de Europa, ya que acapara no pocas marcas y está presente en todos los segmentos.

Compártelo: