La falta de componentes paraliza la producción del Renault Megane e-Tech Electric

Una de las grandes novedades de este año en el mercado europeo era la llegada del nuevo Renault Megane eléctrico. Una generación que será la encargada de inaugurar la nueva plataforma CMF-EV de la Alianza Renault-Nissan, pero que tendremos que esperar para ver comenzar su producción por culpa de la falta de componentes.

Según indican los medios franceses, ante la falta de componentes como los semiconductores, y para evitar un diente de sierra de producción además de costes innecesarios, la marca francesa ha decidido parar las líneas de producción de la planta de Douai, lo que supondrá de momento mandar a 2.300 empleados de a un paro parcial. Algo que tendrá su impacto en las fechas de llegada.

Debido a este imprevisto, el fabricante ha indicado que esperan que las primeras entregas se produzcan en Francia entre los días 14 y 25 de abril. Pero esto corresponderá con las pocas unidades ya ensambladas. Algo que significa que aunque su llegada no se producirá demasiado tarde, mes de mayo en Francia, si lo hará el despliegue por Europa.

Y es que además del problema de los semiconductores, Renault añade las dificultades para lograr traer componentes desde Ucrania, lugar donde se situaban algunas de las plantas de suministros y que ha afectado también a las instalación donde Renault fabrica sus motores eléctricos ya el pasado mes de marzo.

Esto supondrá que los interesados en una unidades fuera de Francia posiblemente tengan que enfrentarse a una larga espera que si no hay novedades, se dilatará al menos hasta el verano. Y eso con suerte de que las cadenas de suministro retomen a corto plazo sus trabajos y permitan sacar adelante unidades para alimentar la demanda fuera de Francia.

Compártelo: