¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Tata Avinya Concept: adelanto del próximo coche eléctrico global del fabricante indio

Tata es, con mucha diferencia, una de las marcas de origen indio que con más fuerza está apostando por la electrificación. La compañía actualmente comercializa modelos como el Nexon EV o el Tigor EV, y tiene previsto cuadruplicar su producción de coches eléctricos de cara a este año fiscal, pasando de 19.000 unidades a unas 80.000.

La matriz de Jaguar Land Rover ha presentado ahora el prototipo Avinya Concept, que adelanta la llegada de una nueva familia de coches eléctricos que, al contrario que sus actuales propuestas, se venderá en todo el mundo. Entre otras cosas, el concept car estrena la plataforma GEN 3 sobre la que se asentarán sus futuros eléctricos dedicados.

«Con una nueva silueta, este concepto es una mezcla de lo mejor de los mundos: es un producto que combina la esencia de un utilitario premium con los lujos y la versatilidad de un SUV y la amplitud y funcionalidad de un monovolumen, todo ello unido para crear algo nuevo y hermoso«, es descrito por la propia marca.

El Avinya, cuyo nombre significa «innovación» en sánscrito, es un automóvil muy llamativo con una línea crossover similar a la de modelos como el Faraday Future FF91. Su capó extremadamente corto, el parabrisas adelantado, la amplia distancia entre ejes y los voladizos reducidos a su mínima expresión lo delatan rápidamente como un eléctrico puro.

El interior del Tata Avinya Concept destaca por su habitabilidad

El Tata Avinya Concept llegará al mercado en 2025

Algunos detalles interesantes como los grupos ópticos imitando la T del logo corporativo de Tata probablemente se extiendan a sus próximos vehículos de calle. Otros elementos como la calandra iluminada o las cámaras retrovisoras también podrían llegar a producción, si bien tienen menos papeletas de lograrlo.

Las puertas de apertura suicida y la ausencia de pilar B crean un amplísimo acceso a un habitáculo en el que se ha priorizado ante todo el espacio; de hecho, el asiento del copiloto se puede girar, creando una suerte de sala de estar con la segunda fila. El salpicadero es tan minimalista que ni siquiera tiene una pantalla central.

La autonomía del vehículo es de unos 500 km por carga, y debería tardar en cargarse menos de 30 minutos. Sin embargo, Tata no ha revelado ni la capacidad del pack ni la potencia de carga máxima. Lo que sí se ha confirmado es que este llamativo automóvil llegará a producción en el año 2025, y dado su carácter global, es muy probable que llegue al mercado europeo.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame