El incremento del precio del litio no será un problema para el ascenso del coche eléctrico

En los últimos meses estamos viendo como los costes productivos de la industria automovilística se han incrementado debido a factores como las tensiones en las cadenas de suministro de componentes com los semiconductores, pero también al incremento de precio de diversas materias primas clave como el litio. Algo que ha afectado a los coches eléctricos. Pero según un estudio de la Universidad china de Tsinghua, el aumento de precios de elementos como el litio no afectará al ritmo de producción y ventas de los coches eléctricos.

Según el informe presentado por la Universidad y publicado en la revista científica Joule, a pesar de la oferta limitada y la fluctuación de precios del litio, se espera que el mercado del coche del coche eléctrico mantenga un crecimiento constante durante los próximos años. Es probable según los responsables del estudio, que el precio del litio vuelva a caer a su nivel previo en torno a 2025.

Desde diciembre de 2020 hasta abril de 2022, el precio del carbonato de litio en china experimentó un aumento de precios del 830%, del 100% para el sulfato de cobalto y del 60% para el sulfato de níquel, con precios que aumentaron a 73,000, 18,000 y 7,000 dólares por tonelada respectivamente.

Estos incremento de costes se transmitieron hacia abajo, ya que los proveedores de materias primas no tenían margen para absorber aumentos tan grandes. Eso hizo que el precio del material para el cátodo haya aumentado desde un 140% para las químicas NCM 811 (64.000 dólares/tonelada) hasta un 330% para las litio-ferrofosfato que han llegado a los 25.000 dólares por tonelada. Además, el precio del electrolito subió un 160 % hasta los 17.000 dólares por tonelada.

El impacto de estos incrementos ha provocado que el precio de los componentes de las baterías en la segunda mitad de 2021 hayan parado su bajada constante de precios que llevaban 30 años descendiendo desde que comenzaron sus ventas con el primer producto comercial en 1991.

En abril de 2022, los precios de la batería prismática para vehículos eléctricos NCM y LFP en celda alcanzaron 130 dólares/kWh y 120 dólares/kWh respectivamente, un 30% y un 50% más que sus niveles previos al incremento de los costes.

Algo que ha provocado que algunos fabricantes hayan trasladado a sus clientes estos incrementos de precios, que según las estadísticas se han colocado entre un 3 y un 5% más entre los modelos de bajo coste.

El precio del litio no será un problema para el ascenso del coche eléctrico

Pero a pesar de las preocupaciones por el ascenso del precio del litio, desde la Universidad de Tsinghua se ha indicado que estos aumentos serán temporales y que no obstaculizará la electrificación del transporte a medio y largo plazo.

Según el informe, a pesar de la escasez de suministro y la fluctuación de precios, se espera que el mercado del coche eléctrico mantenga un crecimiento constante durante los próximos ejercicios. En tres años, con una ventaja significativa de la oferta sobre la demanda, es probable que el precio del litio vuelva a caer a su nivele previos a estos últimos aumentos de precios.

Vía | Joule

Compártelo: