¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

En 2025 Europa importará más coches que los que exporta por la invasión de los coches eléctricos Made in China

La transformación de la industria del automóvil hacia la electrificación traerá nuevos escenarios donde según los expertos, la producción pivotará desde Europa a China. Una situación que supondrá que para 2025 el viejo continente dejará de ser exportador para convertirse en importador por la invasión de los coches fabricados en China.

Así lo refleja un informe realizado por la consultora PwC, que indica que el cambio de modelo energético supondrá que se venderán cada vez más coches eléctricos llegados desde China. Pero no sólo por parte de las marcas asiáticas, sino también por la apuesta por la fabricación en este mercado de las marcas europeas.

En ambos casos esto supondrá una pérdida de capacidad de producción propia, lo que acarreará también pérdida de puestos de trabajo. Y es que los datos son demoledores y en 2021, los fabricantes europeos exportaron 35.000 coches eléctricos desde China a Europa y, según el análisis, este año deberían ser 66.000.

Según PwC, en 2025 se venderán en Europa casi 800.000 coches fabricados en China, alrededor de 330.000 de ellos de las plantas chinas de empresas automovilísticas europeas.

Este desarrollo significa que Europa ya podría alcanzar un superávit de importación de más de 221.000 vehículos para 2025”, según los autores del estudio. En 2015, Europa todavía tenía un superávit de exportación de 1,7 millones de vehículos.

Jörn Neuhausen, responsable de electromovilidad de PwC Strategy & Germany, advierte que Europa, como ubicación del sector de la automoción, está bajo presión desde varios frentes. “Además de las cadenas de suministro interrumpidas, los fabricantes en Europa están particularmente preocupados por el aumento de los precios de la energía.” Además, existen políticas industriales activas en EE. UU. como la Inflation Reduction Act, y otros países que promueven ciertas industrias y localizan las cadenas de suministro.

BYD Atto 3

Uno de los grandes retos de los grupos europeos es el acceso a los componentes clave a precio razonable. Algo que no están logrando y que les lleva a centrarse en segmentos cada vez más altos y con precios cada vez más elevados. Por contra, las marcas chinas están apostando por una mayor diversidad gracias a su mejor previsión de componentes como semiconductores y baterías. Algo que les permite atacar segmentos de acceso.

El resultado es que Europa no logra colocar ningún modelo en el Top 5 de los más vendidos a nivel global, y colocando solo uno, el Volkswagen ID.4, entre los 20 primeros.

Coches eléctricos más vendidos en el mundo enero-septiembre 2022

  1. Tesla Model Y – 522,654
  2. Tesla Model 3 – 336,865
  3. Wuling Hong Guang MINI EV – 316,256
  4. BYD Song Plus (BEV + PHEV) – 285,705
  5. BYD Qin Plus (BEV + PHEV) – 234,387
  6. BYD Han (BEV + PHEV) – 179,836
  7. BYD Dolphin – 127,589
  8. BYD Yuan Plus – 116,509
  9. Volkswagen ID.4 – 115,177
  10. BYD Tang (BEV + PHEV) – 94,520
  11. GAC Aion Y – 81,201
  12. Chery QQ Ice Cream – 80,744
  13. Chery eQ1 – 77,441
  14. Li Xiang One EREV – 76,805
  15. Hyundai Ioniq 5 – 75,367
  16. GAC Aion S – 72,000
  17. Hozon Neta V – 71,572
  18. Changan Benni EV – 70,904
  19. Kia EV6 – 61,374
  20. Great Wall Ora Good Cat – 56,405

En Europa las marcas chinas de momento ocupan una parte residual de ventas. Pero el crecimiento está siendo imparable según despliegan sus gamas y sus redes de distribución. Para 2030 la consultora indica que los grupos del gigante asiático podrán ocupar el 5% del total de ventas de turismos en Europa.

Un primer paso que podría acelerarse si los grupos occidentales no logran reaccionar a tiempo y no desarrollan una oferta amplia y competitiva que se diferencie de la apuesta del todo por los SUV actual, que permita salvar a la potente industria automovilística europea que es una importante fuente de trabajo y riqueza para el viejo continente.

Vía | Spiegel

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame