¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Honda rechaza el enfoque de Dodge y Toyota y no utilizará cajas de cambios simuladas en sus deportivos eléctricos

A pesar de la reticencia de los aficionados más puristas, a día de hoy pocas personas dudan de la capacidad de los coches eléctricos para igualar o incluso superar en rendimiento a los deportivos con motor de combustión interna. El mejor ejemplo lo encontramos en salvajes propuestas como el Rimac Nevera, un monstruo de 1.914 CV capaz de hacer el 0-100 km/h en 1,97 segundos y de alcanzar una velocidad punta de 412 km/h.

Sin embargo, a pesar de que sobre el papel las prestaciones de un deportivo eléctrico puedan ser de auténtico infarto, algunos creen que su conducción resulta más aburrida, pues involucra menos al piloto. Por este motivo, fabricantes como Dodge o Toyota se encuentran trabajando en simuladores de cajas de cambios para este tipo de vehículos.

Koji Sato, presidente de Lexus, confirmó recientemente que el hiperdeportivo eléctrico LFR podría incorporar esta tecnología, si bien todavía no ha recibido luz verde. «Es un pasatiempo mío, una locura. Estoy buscando un mejor compromiso, incluso en un eléctrico, quiero otro vínculo entre el coche y el conductor. No se trata solo de eficiencia. Me encantan los coches y quiero algo diferente».

Este enfoque contrasta radicalmente con el de Honda, que rechaza el uso de estos simuladores. El jefe de electrificación de la compañía, Shinji Aoyama, ha sido muy claro al respecto. «Artificialmente, podemos hacerlo. Mecánicamente, no es fácil». De acuerdo con el ejecutivo, un cambio manual falso no deja de ser una extensión de un emulador de sonido.

Adelanto de los próximos Honda S2000 y NSX

Honda no quiere recurrir a artificios para que sus coches eléctricos sean más divertidos

Aoyama está en contra de este tipo de artificios, pues prefiere buscar otras formas de hacer que sus vehículos eléctricos sean emocionantes. El planteamiento de Honda pasa por mejorar la tecnología de propulsión y la electrónica de sus automóviles para que ofrezcan más diversión al volante sin necesidad de imitar el funcionamiento de un automóvil térmico.

Recordemos que, a principios de año, la marca lanzó un adelanto de dos nuevos deportivos eléctricos. Si bien todavía se desconoce su fecha de llegada al mercado, todo apunta a que se tratará de los herederos espirituales de los aclamados S2000 y NSX, dos de sus modelos más icónicos. El vicepresidente y director de Acura (la marca premium de Honda) en Estados Unidos, Jon Ikeda, confirmó recientemente que la próxima generación del NSX «va a ser [totalmente] eléctrica».

Fuente | Car and Driver

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame