¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Cada vez más voces se posicionan contra los aranceles a los coches eléctricos chinos

Europa está moviéndose para poner en marcha medidas proteccionistas que supongan elevar los impuestos que los coches eléctricos chinos tendrán que pagar para entrar en nuestro mercado. Pero cada vez más personas están avisando de que esto perjudicará a la competitividad del sector, y que supone una barrera para la entrada de coches eléctricos de precios más económicos.

Así se ha posicionado el ACE Auto Club Europa, que en un comunicado ha indicado que los políticos se quejan de que no hay coches eléctricos asequibles, y ahora que llegan desde el exterior, y que pueden ser una alternativa de movilidad económica para muchas personas, son recibidos de forma hostil con la puesta en marcha de aranceles.

Esto supondrá, según el club automovilístico, ir en detrimento de los consumidores al mantener los precios artificialmente altos que existen en la actualidad e Europa.

Stefan Heimlich, presidente de ACE: “Llevamos años quejándonos de los elevados precios de compra de los coches eléctricos en Alemania. A muchos ciudadanos les gustaría cambiarse a un coche eléctrico, pero no pueden permitírselo. Ahora los vehículos eléctricos asequibles podrían llegar al mercado a través de proveedores extranjeros, y la Comisión Europea planea mantener los precios artificialmente altos. Esa es la manera equivocada«.

Según el Sr. Heimlich: “No necesitamos aranceles a los coches eléctricos del extranjero. Los altos precios son el obstáculo central. El gobierno no alcanzará su objetivo de 15 millones de vehículos eléctricos en las carreteras alemanas para 2030. Los coches eléctricos asequibles ofrecen nuevas oportunidades para los consumidores y deberían ser un incentivo para que otros fabricantes también ofrezcan modelos más económicos”.

Hace apenas unos días, el ministro federal de Transportes de Alemania, Volker Wissing, también se pronunció contra los aranceles para los fabricantes chinos. «No queremos cerrar el mercado, queremos competir«. El gobierno tiene interés en que las empresas alemanas sigan generando valor añadido en Alemania y sobrevivan en el comercio mundial. Por eso queremos un comercio internacional que se lleve a cabo en condiciones justas y equitativas, y no una guerra comercial mediante aranceles punitivos«.

China responde con un 25% de aranceles

Hace unas horas, desde el gobierno de Pekín se ha indicado que están trabajando en un proyecto que responderá las medidas de Europa, con la puesta en marcha de unos nuevos aranceles del 25% para los coches premium que entren en su mercado.

Una medida que según los expertos, afectará principalmente a marcas como Toyota, Lexus, Mercedes-Benz, y BMW, que podrían ser los primeros en sentir el calor de esta guerra comercial.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame