¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

La marca china Aiways abandonará su mercado natal para centrarse en Europa

La guerra de precios entre fabricantes de coches eléctricos se ha cobrado una nueva víctima en China. La joven marca Aiways, que atraviesa desde hace ya tiempo una situación financiera complicada, ha tomado la decisión de retirarse de su mercado natal debido a la feroz competencia para centrarse en Europa… a pesar de que sus ventas en el viejo continente son minoritarias.

Las entregas acumuladas de Aiways hasta el momento apenas superan las 10.000 unidades. Actualmente, su gama está formada por dos modelos: el SUV mediano U5 y el crossover «coupé» U6. Ambos se producen en Shangrao (provincia de Jiangxi) en una factoría con una capacidad de hasta 300.000 vehículos al año.

Este no es el primer bache que pasa la empresa en su corta pero intensa trayectoria, ya que en el primer semestre del año pasado se vio obligada a paralizar la producción debido a su particular crisis económica. Su director general fue sustituido en agosto, pero la fabricación de automóviles no se retomó tras la reestructuración.

Los planes de Aiways pasan por ensamblar sus vehículos en China y exportarlos a otras regiones como Europa o Israel. Sin embargo, algunos analistas advierten de que, dados sus pobres resultados comerciales en dichas regiones, su supervivencia a corto plazo podría pender de un hilo incluso sin la presión de la guerra de precios china.

Aiways U5

Aiways retomará la producción de vehículos en el segundo semestre de 2024

Este movimiento se produce unos meses antes de su salida a bolsa, que está programada para finales de este mismo año. Sobre el papel, esto debería proporcionar a Aiways una nueva vía de financiación para sus planes de expansión, que incluyen el lanzamiento de un coche eléctrico de acceso más pequeño que los U5 y U6.

«El centro de operaciones de ventas globales de Aiways se trasladará a Europa, y más concretamente a Alemania, tras la salida a bolsa. No hay planes de permanecer en el mercado chino debido a la intensa guerra de precios y a la competencia», ha señalado una fuente familiarizada con el asunto al medio británico Autocar.

Está previsto que la planta de Shanghrao se reactive en la segunda mitad de 2024 tras aproximadamente un año parada. «Los planes son reanudar las ventas europeas a principios de 2025». Si todo sale bien, la compañía se plantea incluso ingresar en el mercado estadounidense para finales de la década a pesar de las recientes medidas proteccionistas anunciadas por la administración Biden contra los coches eléctricos de origen chino.

Fuente | CarNewsChina y Autocar

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame