¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El primer coche eléctrico de Audi y SAIC llegará en 2025

En la búsqueda por acelerar su programa de coches eléctricos, los fabricantes occidentales están comenzando a asociarse con marcas chinas para acortar sus plazos. Audi es una de las últimas, y después de firmar un acuerdo con SAIC el pasado año, ahora ha confirmado los planes y la fecha de llegada de los primeros frutos de esta colaboración.

El origen de este acuerdo están en los retrasos acumulados por Volkswagen en el desarrollo de la nueva plataforma SSP, llamada a reemplazar a las actuales MEB y PPE y acoger a los modelos de nueva generación.

Los problemas se centran principalmente en el software de la nueva arquitectura, que es competencia de la división CARIAD. La plataforma, conocida internamente como «2.0» (el software de la plataforma MEB se denomina 1.1 y el de la PPE 1.2), ha sido concebida para ofrecer capacidades autónomas avanzadas.

La cuestión es que las fechas para su estreno se han ido dilatando, y es por eso que Audi cansada de esperar y viendo que la competencia no frenaba su desarrollo, decidió dar un paso al lado y buscar alternativas. Y la encontró en China.

Audi se asoció el pasado verano con SAIC, que le permitirá acceder a una plataforma ya existente, que usan los IM L7 e IM LS7, que admite sistemas de 800 voltios y distancias entre ejes de 2,80 a 3,20 metros., sistema de propulsión de hasta 400 kW (544 CV) de potencia y 700 Nm de par; en cuanto a las baterías, admite packs de 93 y 118 kWh de capacidad, suficiente para acercarse a los 800 km CLTC de autonomía.

Primer modelo del acuerdo Audi-SAIC

Este acuerdo permite mejorar la eficiencia y la velocidad de la I+D y optimizar el proceso de desarrollo de los nuevos modelos, que contarán además con un potente software, que se combinará con unas capacidades de conducción autonomías avanzadas.

El español Fermín Soneira, responsable de la línea de productos de vehículos eléctricos de los segmentos A a C de Audi, será el director general de este proyecto de cooperación, y ha confirmado que el primer modelo llegará en 2025 al mercado.

«Este proyecto conjunto demuestra el concepto de compartir conocimientos y comenzar un nuevo capítulo juntos. Avanzaremos conjuntamente en el desarrollo, las compras, la producción y las ventas. Mientras ambas partes se centran en sus puntos fuertes, creo firmemente que Audi hará pleno uso de ‘China Speed’ y vitalidad de la innovación del mercado para continuar dando forma al futuro de la movilidad eléctrica de alta gama«.

Un movimiento que no olvidemos, supone la primera vez que Audi adquiere una plataforma externa al grupo Volkswagen, en un movimiento bastante sorprendente y que se enmarca en una situación delicada para las marcas europeas que están siendo superadas por los grupos chinos y Tesla en el principal mercado automovilístico mundial, China, pero que también empiezan a notar sus efectos en los mercados locales, como Alemania.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame