¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Tesla recorta la producción del Model Y en China un 20%

La fábrica de Tesla en Shanghai reducirá la producción del Model Y un 20% entre los meses de marzo y junio. Un movimiento que atiende a la baja demanda que está teniendo el fabricante americano que se enfrenta a una competencia local cada vez más agresiva.

De momento no se sabe si el recorte de producción se extenderá a la segunda mitad de este año, y si también afectará al Model 3, y a las plantas de Tesla en Estados Unidos y Alemania, que según Reuters, podrían seguir el mismo camino que la fábrica china.

La fábrica de Shanghai es la más grande de Tesla en el mundo, con una capacidad anual de más de 950.000 vehículos, y produce tanto el Model 3 como el Model Y, que tienen como destino el mercado local pero también son exportados.

El recorte de producción tiene como objetivo abordar el debilitamiento de la demanda del Model Y en China, que está viendo como se acerca la parte final de su ciclo de vida antes de recibir una actualización que se espera para finales de este año o principios de 2025.

Según los datos de la Asociación China de Fabricantes de Automóviles (CAAM) la producción del Model Y de China en marzo fue de 49.498 unidades, con un descenso del 17%, mientras que en abril se quedó en 36.610 unidades, una reducción interanual del 33%.

Tesla mantiene objetivos de ventas

Tesla Model Y

Pero esto parece ser un pequeño bache de inicio de año, y los datos de Tesla indican que la compañía todavía venderá entre 600.000 y 700.000 unidades en China este año, mientras que su objetivo mundial se mantiene en las 2 millones de unidades.

Una Tesla que sigue siendo optimista con los datos, pero mientras tanto completa una reestructuración de su plantilla que incluye una reducción de más del 10% de su fuerza laboral mundial, incluyendo la fábrica de China.

En 2023, Tesla vendió 603.664 vehículos en China, un 37,27% más que en 2022. Una racha de crecimiento que este año parece que no se repetirá, con un inicio de ejercicio muy complicado, con unas ventas entre enero y abril de este año de 163.841 unidades, un 7,6% menos que el mismo periodo del pasado año.

El principal problema para Tesla es que sus rivales han entrado en una guerra de precios que les ha obligado a reducir sus tarifas, al mismo tiempo que su propuesta más popular, el Model Y, está sufriendo algo el paso de los años en un mercado como el chino donde hay novedades cada semana, y donde muchos modelos están recibiendo renovaciones cada seis meses.

Un ciclo totalmente loco, que es difícil de seguir incluso para una marca tan dinámica como la propia Tesla que tendrá que poner toda la carne en el asador en el segundo semestre sino quiere quedarse todavía más atrás.

Fuente | Reuters

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame