¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Después de enterrar a Fisker, este youtuber ha probado el Lucid Air Sapphire. «La mejor berlina nunca fabricada»

Marques Brownlee es uno de los youtubers más populares e influyentes del momento. Sus análisis son seguidos por millones de personas y pueden hacer triunfar o fracasar a un dispositivo. Centrado inicialmente en la electrónica de consumo, desde hace algunos años ha comenzado también a analizar coches eléctricos. Y después de exponer los muchos defectos del Fisker Ocean, y poner el penúltimo clavo en su ataúd, ahora ha probado el Lucid Air Sapphire. La variante más extrema de la berlina eléctrica.

Por suerte para Lucid, el resultado ha sido totalmente diferente al de Fisker, y Marques ha indicado después de probar el Air Sapphire: “Este es una de las mejores berlinas jamás fabricadas. Esto es lo mejor que hay”.

Entre los puntos que destaca está el esfuerzo que ha realizado el fabricante para que todo sea lo mejor de su categoría, con mejoras importantes respecto a la versión normal, que incluso justifican la elevada diferencia de precio entre ellas.

Según Marques, en el caso del Tesla Model S Plaid, el fabricante americano se ha centrado casi en exclusiva en darle mayores prestaciones. Pero el Lucid cuenta con muchos más detalles que convierten a la variante Sapphire en un verdadero objeto de deseo más allá de su brutal sistema de propulsión.

Elementos como las molduras oscurecidas, detalles en fibra de carbono en los espejos y el spoiler, que le permiten disfrutar de un aspecto más agresivo y diferencial a primera vista. También complementos imprescindibles cuando hablamos de un modelo de más de mil caballos de potencia, como los frenos cerámicos de carbono o los neumáticos de altas prestaciones.

La suspensión también ha sido revisada, al igual que el sistema de tracción. El resultado es un conjunto que, además de rápido en recta, es también muy rápido y seguro en curva, todo completado con un amplio interior y una gran zona de carga, que convierten al Aid Sapphire en una berlina de altas prestaciones, pero que puede ser un gran compañero de viaje.

Esto es gracias a una cuestión que se ha convertido en obsesión para el Director Ejecutivo de Lucid: la eficiencia.

Al igual que el resto de la gama, el Air Sapphire puede tener un bajo consumo cuando se conduce a velocidades legales, superando los 640 kilómetros de autonomía con cada carga en condiciones reales.

Lucid Air Sapphire: una bestia de 1.234 CV

Tras las variantes Pure (480 CV), Touring (620 CV), Grand Touring (819 CV), Dream Edition (933 CV, 1.111 CV para la versión Performance), Lucid pensó que no era suficiente y lanzaron la variante Air Sapphire.

Este eleva la potencia hasta 1.234 CV, con un demoledor par motor de 1.938 Nm, lo que le permite conseguir unas cifras brutales: de 0 a 100 km/h en 1,89 segundos, hasta el cuarto de milla (402 metros) en 8,95 segundos y una velocidad máxima de 330 km/h.

Eso si, todo a cambio de una cifra que le colocan como un modelo «halo». Un ejemplo del potencial de los sistemas eléctricos, capaces de producir berlinas con una aceleración digna del superdeportivo más rápido y exclusivo del mercado, al mismo tiempo que ofrece una eficiencia que ni el más pequeño de los utilitarios gasolina.

Pero los 255.000 euros que cuesta en Europa lo alejan del bolsillo medio, quedando como alternativas las variantes Air Pure como la más económica, 88.000 euros, 325 kW (442 CV) 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y 747 km WLTP, o la Grand Touring como la de más autonomía, 611 kW (831 CV) 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y 792 WLTP, y que tiene un precio de 132.000 euros.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame