¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

Cazamos el nuevo Ford Puma Gen-E, todos los detalles del SUV eléctrico más barato de la marca

Ford lo está apostando todo a los SUV en el mercado europeo. Tras la desaparición del Fiesta en 2023 y la inminente despedida del Focus, que dejará de fabricarse en 2025, los dos principales pilares del fabricante norteamericano en el viejo continente pasarán a ser los Puma y Kuga. El primero de ellos acaba de recibir su restyling de mitad de vida.

Esta no es la única novedad que está preparando la firma del óvalo para su crossover más pequeño, ya que está previsto que este mismo año su gama se complete con la aparición de una variante 100% eléctrica. Este modelo mantendrá las claves que han hecho del Puma térmico un éxito (diseño, comportamiento dinámico), aderezándolas con un sistema de propulsión cero emisiones.

La versión eléctrica se distinguirá de sus hermanos con motor de combustión interna mediante el apellido Gen-E. Su diseño no variará demasiado: como se puede apreciar en las fotos espía que ilustran este artículo, el principal cambio lo encontraremos en el uso de una calandra completamente cegada para mejorar el coeficiente aerodinámico de la carrocería. La modificación más destacada en la zaga será la supresión de la cola de escape.

Situado un peldaño por debajo del Explorer eléctrico, el Puma Gen-E debería tener un precio de partida inferior a los 35.000 euros antes de ayudas, una tarifa similar a la de rivales como el Opel Mokka Electric. Su producción se llevará a cabo en la planta rumana de Craiova, donde actualmente se ensamblan tanto el Puma térmico como la furgoneta Transit/Tourneo Courier.

Ford Puma Gen-E

El Puma Gen-E será el cuarto SUV eléctrico de Ford tras los Explorer, Capri y Mustang Mach-E

El Puma y la Courier comparten plataforma (B2E); por lo tanto, es de esperar que el Gen-E emplee el mismo sistema de propulsión que la E-Transit/E-Tourneo Courier. Es decir, podría combinar un motor de 136 CV (100 kW) con una batería de 49 kWh útiles (54 kWh brutos), suficiente para superar los 350 km WLTP de autonomía. En cuanto a la carga, llegaría a un pico de 100 kW en corriente continua, pasando del 10 al 80% en menos de 35 minutos.

De acuerdo con lo declarado hace unos meses por Martin Sander, antiguo CEO de Ford of Europe, la variante Gen-E insuflará nueva vida al Puma, cuya carrera comercial podría estirarse hasta el año 2029. Para entonces debería ser sustituido por una nueva generación desarrollada desde cero como eléctrica, la cual probablemente se base en una nueva arquitectura de bajo coste en la que la empresa lleva dos años trabajando en secreto.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame