recarga coches elctricos


Más coches eléctricos hace 100 años que ahora

edison-nickel-iron-battery-redux-2

La historia de la automoción, y seguramente del mundo, podría haber cambiado de forma importante si el coche eléctrico lograse en su momento imponerse sobre el impulsado por un motor de combustión, una batalla que se ha retomado en el siglo XXI, pero que hace 100 años también vivió su momento.

Según un informe de la Asociación de Vehículos Eléctricos de Washington DC, en 1913 había inscritos en la capital de los Estados Unidos un total de 756 coches eléctricos que recorrían las calles de la popular ciudad norteamericana, un dato realmente llamativo sobre todo si lo comparamos con las 497 unidades que hay hoy en día inscritas, algo que nos indica que la movilidad eléctrica contaba con una aceptación incluso mayor hace nada menos que 100 años.

Mrs_RB_Emerson

El coche eléctrico estaba enfocado principalmente para las mujeres, por su facilidad de arranque y la ausencia de aceites y humo

 

Para el 1915 el coche eléctrico estaba en su máximo esplendor y en la capital ya circulaban 1.000 de estos, e incluso los compradores contaban con cuatro concesionarios dedicados en exclusiva a la venta y mantenimiento de coches eléctricos, unos modelos que hasta entonces se vendían en las tiendas de coches con motor de combustión cuyos propietarios los mostraban sóloo si alguien preguntaba específicamente por ellos…algo que de nuevo nos suena mucho.

Pero más llamativo es que Washington no era la ciudad que más coches eléctricos contaba en sus registros, y de esa manera en los archivos de Chicago aparecen nada menos que 2.500 coches eléctricos ese mismo año, seguido por Los Ángeles con 1.000 unidades, y Denver y Detroit con 800 cada uno. Entre los motivos para que estas ciudades contasen con tantos coches eléctricos en sus calles, según las crónicas de la época principalmente era por contar con unas vías públicas pavimentadas en buen estado, y también la vida social de estas urbes y el clima benigno.

automóvil-eléctrico-en-1900

En cuanto a la recarga, el coste en la capital parece que era uno de los más económicos del país, mientras que la operación de recuperar la energía de las baterías, normalmente se realizaba en unas instalaciones comunes donde se enchufaban una cantidad determinada de coches, unos vehículos que serían entregados a sus propietarios en el momento de requerirlos.

Tal vez lo más llamativo de todo es que a pesar de pasar 100 años y los importantes avances de la tecnología, la situación no ha variado demasiado desde aquella época, y para muestra un botón ya que en 1915, Bruce Emerson, vendedor de coches eléctricos, recorrió los 131 kilómetros del trayecto de ida y vuelta entre Washington y Baltimore con una carga, todo para demostrar las posibilidades de estos vehículos.

 

Fuente | Evadc