El debate de las ayudas a los coches eléctricos se reabre en Inglaterra

precio nissan leaf

El sistema de incentivar las ventas de coches eléctricos con ayudas públicas siempre ha sido un foco de polémica entre los que están a favor y en contra de esta medida, un tema donde los primeros aseguran que es una fórmula imprescindible para que los fabricantes apuesten por esta tecnología, mientras que los segundos dicen que sólo sirve para que gente con dinero tenga un segundo coche en casa.

En las últimas semanas este debate ha llegado al parlamento británico donde se ha puesto en tela de juicio la ayuda de 5.000 libras que los compradores ingleses tienen a su disposición, un plan que según el gobierno estará activo por lo menos hasta el 2020 que algunos ministros dentro del propio gobierno piden que se anule, ya que no es la manera más adecuada de promocionar este tipo de movilidad sostenible.

 

precio nissan leaf

En el último año la administración ha destinado un total de 30 millones de libras al plan de ayudas a la compra de vehículos eléctricos, un fondo del que sólo se han utilizado 11 millones, una cifra que según algunos expertos es un indicativo de que la demanda es todavía demasiado débil y que los fondos deberían utilizarse de otra manera, principalmente en la expansión de una red de recarga que anime a más compradores.

Las ayudas públicas no durarán para siempre, por lo que habrá que buscar soluciones a medio y largo plazo

Pero al mismo tiempo las encuestas de los fabricantes aseguran que la reticencia de los compradores se centran precisamente en el elevado precio de los vehículos, un aspecto donde la retirada de las ayudas públicas no haría otra cosa más que empeorar la situación, por lo que la solución debería llegar por mantener estos incentivos, al mismo tiempo que se acelera la expansión de las infraestructuras de recarga.

En lo que están todos de acuerdo es que las ayudas públicas no durarán para siempre, y es por eso que los fabricantes deberán trabajar en reducir el coste de sus vehículos lo antes posible para que llegado el momento la transición no sea traumática y retrocedamos años en un segmento clave para Europa en su lucha por la reducción de su dependencia energética, un plan de ayudas que el gobierno británico ha calculado costará unos 500 millones de libras entre el 2015 y el 2020, y que servirá para poner decenas de miles de coches en la carretera, sin duda la mejor forma de promocionar esta tecnología.

Vía | Dailymail

 



Energias renovables

2 Comment responses

  1. Avatar
    September 09, 2013

    El coche eléctrico conlleva un enorme avance tecnológico y una gran apuesta ecológica que todos necesitamos y nos beneficia por igual, por esto las ayudas son muy necesarias, especialmente en las primeras fases de implantación. Lo que realmente ayudaría a la expansión de los eV sería ampliar la red de puntos de carga, especialmente si son gratuitos, hacer publicidad de ellos, que la sociedad vea el cambio como algo que ya es posible, que de comprar uno no van a ser los raros sino más bien los envidiados, que se sepan sus ventajas, que incluso las series de televisión los nombren, que los regalen en los concursos… lo que no puede ser es lo que ocurre ahora, con muchas empresas interesadas en que esto no ocurra, y para colmo que dan unas ayudas, las quieren retirar.

    Reply

  2. Avatar
    September 10, 2013

    Pero qué manía de llamarlo “ayuda”. Es una jodida exención de impuestos.

    NO ES UNA AYUDA, ES UN “VAMOS A ROBARTE UN POQUITO MENOS”.

    Reply

Leave a comment